El USDA recorta las proyecciones de cosecha para Argentina y “La Niña” amenaza

11 de diciembre, 2020

El USDA recorta las proyecciones de cosecha para Argentina y “La Niña” amenaza

Con “La Niña” amenazante, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) recortó la estimación de producción de soja de Argentina para 2021 en un millón de toneladas, hasta las 50 millones de toneladas, en su informe mensual sobre oferta y demanda mundial de granos de diciembre. Además, previó una merma en la producción de maíz, que pasaría de 50 millones a 49 millones de toneladas.

A pesar de la baja en las proyecciones de producción, la dependencia estadounidense dejó sin cambios -respecto a lo calculado en noviembre- las exportaciones en 7 millones de toneladas para la soja y 34 millones de toneladas para el maíz.

Respecto a la estimación de cosecha de ambos cultivos, el mercado preveía mayores recortes que los publicados, aunque no deben descartarse más adelante: el periodo crítico de la gruesa aun no comenzó.

Para el trigo se estimó una trilla de 18 millones de toneladas y exportaciones por 12,5 millones de toneladas, sin cambios respecto a noviembre.

La soja y el maíz están en plena siembra, en un contexto donde la menor cantidad de lluvias a las normales por el fenómeno climático de “La Niña” retrasa los trabajos de implantación.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), ambos cultivos “comenzaron a ralentizarse” por la falta de lluvias y las altas temperaturas que impiden recomponer humedad en los suelos.

Respecto a la soja, durante la semana se implantaron más de 1,5 millones de hectáreas, por lo que ya se cubrió el 57,1% de las 17,2 millones de hectáreas estipuladas para el cultivo.

Sin embargo, “la falta de reposición de humedad junto al incremento gradual de las temperaturas comienza a demorar la implantación de los cuadros remanentes de soja de primera y dificulta el inicio de las labores de siembra para los planteos de segunda”, indicó la BCBA.

Por ese motivo, “la dinámica y la posibilidad de concretar los planes de siembra dependerá de las precipitaciones en el corto y mediano plazo”, agregó.

En cuanto al maíz, avanzó la incorporación de lotes tardíos del cereal, con un avance intersemanal de 17 puntos porcentuales para así lograr cubrir sembrar el 47 % de las 6,3 millones de hectáreas proyectadas para la actual campaña.

Pero, al igual que la soja, “se relevan regiones donde las labores se detienen por falta de humedad superficial”.

En contraposición, la cosecha de trigo avanzó con fuerza gracias al clima seco y ya se recolectó más de la mitad del área cultivada, con una productividad promedio de 20 quintales por hectárea (qq/ha).

Gracias al clima seco, la cosecha de trigo avanzó 13,6 puntos porcentuales durante la semana, por lo que se alcanzó a trabajar sobre el 53,5% de la superficie apta.

“Si bien entre esta y la semana siguiente se esperan lluvias abundantes en buena parte del territorio argentino, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó que en el trimestre comprendido entre diciembre de 2020 y febrero de 2021 se consolidó la probabilidad de ocurrencia de precipitaciones inferiores a las normales sobre el Litoral, Santa Fe, Córdoba, este de La Pampa y Buenos Aires”, señaló el portal Valor Soja.

“La sequía toma al 25% de la región núcleo y limita la siembra de soja de segunda. En el sur de Santa Fe, oeste del norte de Buenos Aires y oeste de Córdoba pararon la siembra. La región núcleo sembró en los últimos siete días casi un millón de hecctáreas”, dijeron desde la Bolsa de Rosario (BCR).