Tras la señal fiscal de Guzmán por el IFE 4, Arroyo hace control de daños

15 de noviembre, 2020

daniel arroyo

Finalmente, la confirmación de que no habrá un cuarto Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) llegó la semana pasada. El ministro de Economía, Martín Guzmán, fue el encargado de dar la noticia y su par de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, el encargado de hacer control de daños.

Por cierto, la noticia no cayó bien en el amplio mundo de la economía informal. Más allá de cierta reactivación económica, la expectativa era que el IFE 4 iba a llegar.

“El Estado no se retira”, dijo Arroyo. “No tiene sentido mantener el mismo grado de asistencia que cuando teníamos absolutamente parada”, agregó y ponderó las otras herramientas de asistencia que puso en marcha el Gobierno. Por ejemplo, se duplicará el monto de la Tarjeta AlimentAr en diciembre y se entregarán 1,3 millón de cajas navideñas.

El ministro recibió a algunos movimientos sociales en los últimos días para hacer control de daños y mantener el vínculo aceitado ante la cercanía del mes más agitado del calendario tras un año durísimo. Por cierto, los reclamos fueron claros y Arroyo deslizó la posibilidad de algún bono hacia fin de año. Si bien no trascendieron detalles, sería más acotado (en monto y población) que el IFE y su confirmación dependerá de los reclamos.

Por cierto, también llegaron algunos desde adentro. “Creemos que sería conveniente dar continuidad al IFE, o al menos tomar medidas que permitan sostener los ingresos de las familias, ya que se acerca fin de año y la pandemia aún no ha terminado”, dijo la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, a La Nación. La CGT había usado la misma expresión (“la pandemia no terminó”) la semana pasada para sentar su posición sobre el IFE y, también, el ATP, el otro programa estrella de la pandemia, que entró al “modo ajuste”.

Dejá un comentario