Por otra ventanilla, Guzmán pedirá más de $340.000 M al BCRA para cubrir el déficit del último bimestre

24 de noviembre, 2020

Por otra ventanilla, Guzmán pedirá más de $340.000 M al BCRA para cubrir el déficit del último bimestre

A principios de mes, en medio de la fuerte tensión cambiaria que produjo una importante escalada de las cotizaciones alternativas del dólar, el Ministerio de Economía buscó llevar calma a los mercados financieros a través de señales de reducción de la emisión monetaria por parte del Banco Central (BCRA) para financiar el déficit fiscal.

En ese sentido, la cartera que conduce Martín Guzmán informó el pasado 2 de noviembre que durante el último bimestre de este año no solicitará más asistencia al BCRA “en forma de Adelantos Transitorios”, lo que fue acompañado durante esos días por el pedido de cancelación de dichos adelantos por $100.000 millones, que sumaron a las cancelaciones efectuadas en octubre por cerca de $ 26.000 millones.

Sin embargo, durante las últimas horas se supo que el Ministerio de Economía le solicitará al BCRA la emisión de $344.000 millones en concepto de utilidades. El comunicado de Guzmán descartaba la utilización de más Adelantos Transitorios, el cual se produjo por llegar al límite Carta Orgánica, según explican analistas del mercado, pero dejaba la puerta abierta al pedido de más asistencia en concepto de utilidades.

“La noticia no sorprende, si miramos la letra chica del comunicado del 2 de noviembre. Además, teniendo en cuenta que habrá un déficit fiscal bastante elevado en el último bimestre de este año, parecía muy difícil financiar todo con deuda, por lo que era esperable que el Tesoro Nacional tuviera que recurrir al financiamiento del BCRA para cerrar el año”, indicó Adrián Yarde Buller, economista jefe del Grupo SBS, ante El Economista.

Martín Vauthier, director del Estudio EcoGo, afirmó que, dada la situación de deterioro en las expectativas, con los precios de los bonos en dólares en niveles muy bajos, riesgo país muy alto y un desequilibrio monetario y cambiario significativo como consecuencia del exceso de pesos para financiar el déficit, sería importante que se diera una señal de mayor consistencia fiscal, que indique que la emisión monetaria se reducirá significativamente y que este exceso de pesos irá disminuyendo.

“Creo que hoy hace falta jugar el partido de las expectativas. Es muy importante revertir expectativas y dar una señal de consistencia a través de un programa fiscal que apunte justamente a encarar este desequilibrio. Si siguen emitiendo pesos y sin revertir las expectativas ni lograr reforzar las reservas internacionales netas del BCRA, el riesgo es que el desequilibrio monetario y cambiario se continúe exacerbando, más allá de la demanda de dinero que hay a fin de año”, remarcó Vauthier ante El Economista.

Un reciente informe de la consultora FMyA indica que el Gobierno apunta a financiar en diciembre el abultado déficit fiscal con los $400.000 millones de utilidades que aún tiene disponible el BCRA. El impacto monetario de emitir ese monto, que equivale al 20% de la base monetaria actual, según la consultora, puede verse moderado por con la mayor demanda estacional de pesos, típica del mes de diciembre, cuando aumenta cerca de 5-6% mensual.

“Esto podrá moderar el impacto, pero igualmente el BCRA tendrá que ‘esterilizar’ cerca de $340.000 millones, por lo que el stock de Leliq o Pases seguirá subiendo”, resaltó la consultora en uno de sus informes, en el que recordó que “el problema del exceso de pesos aparece siempre en el verano, cuando baja la demanda estacional de pesos”.

De esta manera, según FMyA, durante todo 2020 el déficit fiscal primario cerraría en 7,1% del Producto Interno Bruto (PIB), que más los intereses (2,1% del PIB), el rojo fiscal totalizaría en 9% del PIB, financiándose casi todo con el 8% PIB de emisión monetaria que le otorgó el BCRA.