Pesce: “Insumos del campo se deben comercializar al valor del dólar oficial”

9 de junio, 2020

BCRA dólares

Las empresas que necesiten adquirir dólares en el mercado oficial para comprar bienes importados para la producción deberán completar un formulario a través de los bancos para que éstos lo presenten ante al BCRA. Así lo estableció la entidad, luego de las confusiones que generó la Comunicación A7030 y que condujo a varios a temer que ya no iban a poder abastecerse afuera al dólar oficial. Y que, para hacerse de dólares, debían acudir a los paralelos, que cuestan el doble.

Las compañías interesadas en comprar dólares para pagar importaciones deberán completar un formulario y presentarlo a través de la entidad autorizada a cursar los pagos. La presentación podrá ser en forma presencial o al correo electrónico [email protected]

“El formulario deberá estar firmado por el responsable del área de exterior de la entidad e incluir la nota original del cliente y un análisis de la entidad interviniente del encuadre de la operación, acompañando la documentación que considere relevante para atender el pedido”, sostuvo el BCRA.

“Las entidades no podrán cobrar comisiones ni cargos por estas gestiones y deberán tomar los recaudos necesarios para que el pedido tenga la información necesaria y suficiente para su análisis y evaluación”, concluyó.

La Comunicación A7030, emitida el 28 de mayo por el BCRA, estableció modificaciones para el acceso al MULC por parte de las empresas. Estableció que solo podrán comprar dólares en el segmento mayorista aquellas que no tengan “activos externos líquidos disponibles” y otras inversiones que les den disponibilidad inmediata de moneda extranjera. Cómo funcionará el nuevo esquema es la gran duda.

Con ruralistas

Además, el BCRA recibió ayer a la Mesa de Enlace. Los sectores del agro habían sido los primeros en poner en grito en el cielo con la decisión. Luego de que sus proveedores se habían quedado “sin precio” ante la normativa. Por eso, Pesce aseguró ayer que “no hay ninguna razón para que los proveedores de herbicidas y fertilizantes utilicen un tipo de cambio distinto al oficial para la fijación de los precios a los que comercializan sus productos en el mercado interno”.

Pesce adelantó a los dirigentes ruralistas que tendrá una reunión con los directivos de las empresas líderes en la provisión de esos insumos para que se expresen si registran dificultad en el acceso al mercado de cambios. “En el encuentro también se puso en conocimiento el inminente lanzamiento del plazo fijo atado a la evolución del dólar que ofrecerá el Banco Nación a los productores agropecuarios que liquiden la cosecha. El instrumento, Depósitos de Interés Variable (DIVA), permitirá garantizar el valor en divisas de la venta de la producción”, dijeron en Reconquista 266. Es una medida para acelerar las liquidaciones y ofrecer una suerte de “seguro”. Sin embargo, hubo otras medidas polémicas, como la incapacidad de financiarse a tasas subsidiadas a quienes retengan más del 5% de la cosecha. Todo se explica por la escasez de dólares del BCRA.

El encuentro con los ruralistas se desarrolló en forma virtual y participaron junto a Pesce el vicepresidente del BCRA, Sergio Woyecheszen, y el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Echazarreta. Por las entidades rurales participaron Carlos Achetoni y Elvio Guia, de la Federación Agraria Argentina; Carlos Iannizzotto y Norberto Niclis, de Coninagro; Jorge Chemes y Gabriel De Raedemaeker, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), y Daniel Pelegrina y Carlos Vila Moret, de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

 

***

Carta de Chemes

En una nota publicada en el portal de CRA, su titular, Jorge Chemes, explicó la incertidumbre que reina en el agro. “Los productores del país han hecho, como muchos argentinos, un esfuerzo enorme para seguir. Tropezamos en ese camino con la inesperada estrategia gubernamental de anuncios semanales que trancan aún más nuestro trabajo. Con una mano trabajamos y con la otra, atajamos. Un día es la obligación de venta para acceder a créditos, otro es la imposibilidad de comprar fitosanitarios, cuando no nos agobia la angustia del vandalismo impune que atenta contra miles y miles de toneladas de comida que tanta falta hace en el país”, escribió Chemes. “Aun así, y con la pesadumbre de la falta de un plan de contingencia, todos los días esperamos con tenacidad que todo lo que aportamos al país nos vuelva en políticas que generen más crecimiento para el productor y, consecuentemente, más recursos y alimentos para el país. El campo no es tozudo y tampoco ingenuo. Sencillamente confiamos en que si nosotros, sin nada, podemos aportar tanto, los que tienen el poder, con tanto, podrían hacer mucho para muchos”, concluyó.

Dejá un comentario