Pymes le pidieron a los bancos nuevos mecanismos financieros para que no se corte la cadena de pagos

4 de mayo, 2020

Pymes le pidieron a los bancos nuevos mecanismos financieros para que no se corte la cadena de pagos

Más de 80 cámaras de pequeñas y medianas empresas de distintos rubros y actividades comerciales le solicitaron a los bancos que instrumenten nuevos mecanismos financieros para evitar que se corte la cadena de pagos, en el marco del aislamiento social obligatorio.

 

Entre los firmantes figuran la Confederación General Empresaria (Cgera), la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apymes), la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) y la Cámara Argentina de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (Camina).

 

A través de un documentos le solicitaron a los bancos, tanto públicos como privados, medidas “para superar de la mejor y más rápida manera los efectos de la inactividad” económica generada por la pandemia.

 

Además, señalaron que “el stock de cheques diferidos negociados por esas empresas en poder de los bancos ronda los $220.000 millones”, de los cuales “entre 35% y 40% vence en abril, es decir, durante y post cuarentena obligatoria”, a lo que se le agrega que “los valores en cartera que no fueron depositados y las facturas emitidas que deberían haber sido cobradas en este período”.

 

En ese contexto, propusieron que “las entidades financieras actúen como banca de crédito y cubran los cheques de aquellos clientes que siempre han cumplido, para que se acrediten en las cuentas que lo depositaron”.

 

También pidieron por “un plazo lógico por estas deuda con baja tasa de interés, tomando como referencia el 24% que ofrece el Gobierno” y que el BCRA, de ser necesario, modifique la normativa para que los bancos no tengan problemas para facilitar esa operatoria.

 

Por último, solicitaron reperfilar las deudas de las pymes con las entidades financieras y que el Estado destine fondos “para que no se corte la cadena de pagos bajo ningún concepto”.

 

En el documento, explicaron que los tres eslabones que más sufrieron la inactividad económica fueron, en primer lugar, los comercios que compraron mercaderías antes del 19 de marzo y emitieron cheques para fechas posteriores.

 

En segundo lugar, los distribuidores mayoristas o la industria con cheques en cartera entregados al banco en forma anticipada, con el riesgo de que sean rechazados.

 

Y en el último eslabón se encuentra la mediana empresa, proveedora de los anteriores, que tiene entregados gran parte de esos cheques “o directos de las entidades financieras, que de ser rechazados generarán gran conflicto”.

 

Otros firmantes fueron la Confederación General Económica (CGE), la Cámara de la Industria del Calzado (CIC); la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), las cámaras de Industria del Juguete (CAIJ), de Industrias Ópticas y Afines (Cadioa), de Fabricantes de Avíos e Insumos para la Confección y Marroquinería (Cafaicym), del Gas Natural y Comprimido, la Mesa Nacional de Unidad PyME y federaciones económicas y empresarias de Chaco, Chubut, Río Negro, Santa Fe y Catamarca.

Dejá un comentario