Marcas, marketing y pandemia

13 de mayo, 2020

rappi-glovo trabajo no asalariado

Por Leandro Peres Lerea

 

Mucho se ha escrito acerca del posicionamiento como herramienta del marketing, como una búsqueda constante de influir en la mente del consumidor. El posicionamiento no es inocuo a las coyunturas, y menos aún cuando la misma es tan potente como la pandemia que nos circunda y ha atacado todo.

 

La coyuntura es para el marketing y sobre todo para el posicionamiento de una marca algo ineludible. Es imposible hacer marketing bien estando aislado de la realidad. Abstraerse de la misma puede conducir a errores imperdonables.

 

En el caso, el Covid-19 traerá consigo un fuerte impacto en la sociedad, una serie de cambios culturales y consumo aún por descubrir. Aquellas marcas que sepan interpretar y leer esos cambios podrán subsistir, estarán las que desaparezcan y por supuesto las que surjan o se reinventen.

 

Deliverys, apps, e-commerce, Zoom o e-learning son claros aventajados en la carrera por conquistar un consumidor en busca de sus actuales necesidades o satisfacciones, pero cabe preguntarse si ese consumidor estará tan ávido del consumo tal como estábamos acostumbrados en tiempos de prepandemia.

 

No obstante ello, la pandemia es un gran momento para revisar lo hecho hasta ahora, en branding, presupuestos, comunicación, redes, atención al cliente, etcétera.

 

Muchas marcas se han hecho eco de ello y han modificado sus logos, como Mercado Libre, MasterCard, LinkedIn y otras han hecho gala de buena y oportuna creatividad.

 

A futuro, los procesos de marketing deberán enfocarse en cómo hacer para que las marcas y su relación con el cliente salgan fortalecidas. El riesgo no es menor: no existir, o quedar permanente dañadas si no saben hacer un manejo inteligente de la crisis. Seguro tendremos un cliente más exigente en cuestiones reales y no superficiales.

 

A diferencia de otras coyunturas, esta no deja espacio al error. El contraste entre acierto y error nos dejará afuera. Nunca antes un tema había abarcado e influido sobre toda la humanidad a la par y en el mismo momento.

 

Es momento de planificar escenarios y hacer volar nuestra imaginación para adaptarnos rápidamente a esos cambios y estar presentes en la mente de los consumidores.

 

Siendo más vehementes deberemos reinventarnos, reenfocando nuestra comunicación en interpretar la nueva sociedad que viene. Aún no sabemos cómo, pero vendrá con cambios.

Dejá un comentario