El Gobierno, con guiño productivo al conurbano

20 de mayo, 2020

El Gobierno, con guiño productivo al conurbano

Por Pablo Varela 

 

El presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof, visitaron ayer la planta de la empresa Volkswagen en la localidad de Tigre, con un claro mensaje: comenzar a reabrir los sectores industriales y productivos tomando los recaudos necesarios para evitar la propagación del coronavirus.

 

Tal como informó este diario, el Gobierno tomó nota del agotamiento que evidenciaba el aislamiento obligatorio y trabaja en la flexibilización gradual de algunas ramas industriales para poner en marcha el tejido productivo, preservando los aspectos sanitarios.

 

En ese marco, ayer se anunció la que la empresa automotriz reinicia sus actividades, luego de haber diseñado un protocolo sanitario.

 

Además de las autoridades de la empresa, también estuvo presente el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la titular de Aysa, Malena Galmarini, quien además es una referente del distrito.

 

También estuvo el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, y el intendente local, Julio Zamora.

 

Durante el anuncio, el gobernador señaló que el “53% de la industria del país” se encuentra ubicada en territorio bonaerense: “si la provincia de Buenos Aires para las máquinas, para el país”, remarcó. Claro está que el gobierno provincial privilegiará a los sectores productivos para la salida de la crisis, y mantendrá un control más estricto sobre los comercios de cercanía y los servicios.

 

Cuando faltan pocos días para que el Presidente anuncie una nueva etapa de la cuarentena, en el oficialismo trabajan en la instalación de una agenda proactiva que genere expectativas en la salida de la crisis. Es por eso que la semana pasada se anunció un plan de viviendas que busca crear 750 mil puestos de trabajo.

 

En ese marco, y más allá de la apertura de ciertas ramas industriales, en el oficialismo ven como un puntal para la reactivación en el área metropolitana a la empresa conducida por Galmarini, que funciona bajo la órbita del Ministerio de Obras Públicas, que conduce Gabriel Katopodis.

 

La empresa ha mantenido desde el inicio de abril un plan con “más de 100 obras” en ejecución que pretende generar cerca de 30 mil puestos de trabajo entre empleos directos e indirectos. Según pudo reconstruir El Economista, ayer por la mañana hubo una reunión en Olivos, en la que la titular de Aysa le detalló al Presidente los planes de obras para los meses venideros.

 

También se habló de la tensión que la provincia y la empresa estatal de aguas mantuvieron con Horacio Rodríguez Larreta. La primera, por la apertura de comercios, la segunda, por la red de agua potable en los barrios vulnerables de la CABA.

 

Si bien en la Casa Rosada admiten los roces, en La Plata niegan la existencia de tensiones. Los diferendos parecerían haber quedado saldados cuando el lunes Kicillof habló con Larreta telefónicamente para comenzar a trabajar en un protocolo sanitario destinado al transporte público, que continúan siendo el principal foco de preocupación de las autoridades.

 

En tanto ayer el Presidente, aprovechó la actividad en la planta automotriz para volver a ratificar las decisiones tomadas para preservar la salud: “No debemos dudar de lo hecho y, si no, miren los resultados”, dijo.

Dejá un comentario