Críticas de Adeba a suba de II.BB. para bancos en La Pampa

24 de abril, 2020

 

“La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el Impuesto Extraordinario a los Bancos Privados. Todo el arco político de La Pampa entiende que es tiempo de solidaridad. Hoy todos debemos aportar”, tuiteó ayer el gobernador de La Pampa, Sergio Zillioto.

 

El martes, ya había anunciado una suba de Ingresos Brutos a los bancos. “Creamos un Impuesto de Emergencia a los bancos privados. Hoy tributan el 9% de Ingresos Brutos. Pasarán al 14%. Son momentos de solidaridad, los que más ganaron, más tienen que aportar”, argumento el dirigente peronista.

 

La respuesta de los bancos no tardó en llegar. “La totalidad de las jurisdicciones provinciales y CABA cobran impuesto sobre los Ingresos Brutos (IIBB) a los intereses de los préstamos bancarios. Estos tributos aumentan en forma sustancial el costo de los préstamos que toman las personas y las empresas. Termina siendo una transferencia de recursos de los tomadores de préstamos hacia los estados provinciales”, dijeron desde Adeba, la entidad que nuclea a los bancos privados de capitales nacionales, ayer.

 

“El Estado Nacional, el BCRA y los bancos están realizando grandes esfuerzos para llegar a las empresas con financiaciones a tasas bajas, para ayudarlas a superar la actual crisis. Una baja de los IIBB sobre los préstamos, sería un aporte concreto de los estados provinciales para ayudar a las empresas y comercios a superar la actual situación. Una baja de los IIBB significaría en un menor costo del crédito y de esa forma las provincias potenciarían los esfuerzos que se hacen a nivel nacional”, agregaron.

 

Sin embargo, lamentaron que a más de un mes de iniciada la emergencia sanitaria, ninguna jurisdicción ha reducido los impuestos a los IIBB sobre los préstamos. “Por el contrario, una jurisdicción (La Pampa) lo ha elevado, llevando el tributo al 14% sobre los intereses de los préstamos. Récord a nivel nacional. Esto, lejos de favorecer el financiamiento a las empresas, encarece su costo”, dijeron, en tono muy crítico, desde Adeba.

 

Por otro lado, agregaron: “Existe un consenso generalizado que los impuestos sobre IIBB son sumamente distorsivos, porque generan el denominado efecto ‘cascada’ y desalientan la actividad económica. Esta situación se ve agravada por el crecimiento que han verificado las alícuotas en los últimos años, en todas las jurisdicciones”.

 

En el caso de los préstamos bancarios, todas las provincias y CABA cobran IIBB sobre esta actividad. Algunas lo hacen sobre los intereses que generan los préstamos y otras sobre el spread bancario (tasa activa menos tasa pasiva). Las alícuotas van desde el 4% al 14% sobre los intereses de los créditos, o del 1,5% al 8% si el impuesto es sobre el spread bancario.

 

“La alta carga de IIBB que soportan los usuarios del sistema financiero argentino, es una de las causas que explica la baja relación prestamos sobre PIB que tiene nuestro país, que es la más baja de la región. En las actuales circunstancias, donde es imperioso que las empresas logren sobrevivir durante la crisis y ser parte activa de la recuperación posterior, la revisión a la baja de las alícuotas de II.BB. es uno del instrumento que deberían evaluar en forma urgente las jurisdicciones provinciales”, concluyeron en Adeba.

 

Dejá un comentario