Maril sobre propuesta de Kicillof: “Acreedores aceptarán postergar pago”

15 de enero, 2020

Maril

Entrevista a Sebastián Maril Analista de Research for Traders (RfT)

 

La medida del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, de pedir a los tenedores de deuda posponer el pago de capital del BP21 hasta el 1° de mayo tendrá aceptación entre los acreedores, aseguró a El Economista el analista Sebastián Maril, de Research For Traders.

 

¿Estaba acordado con el Gobierno el anuncio de Kicillof?

Hay muchas formas de interpretar lo que pasó. Una es si es coincidencia que el lunes (el ministro de Economía) Martín Guzmán haya dicho que no iba a salvar a la provincia y el martes coincidentemente Kicillof publicara esa solicitada, sabiendo que este anuncio necesita previo consentimiento de abogados y análisis exhaustivo. Es decir, no se puede publicar esa solicitada sólo después de lo que dijo Guzman, con lo cual se sabía previamente que el gobernador iba a emitir este comunicado.

 

¿Qué consecuencias podría tener el anuncio de Kicillof?

El Gobierno no puede permitir que su principal provincia caiga en default porque eso arrastraría al resto de las provincias y causaría una conmoción en medio de la reestructuración de la deuda soberana.  Por eso creo que llegando el 5 de febrero, es decir 10 días después del vencimiento del pago de amortizaciones, el Gobierno tendrá que aportar el dinero o Kicillof haber conseguido el consentimiento de los acreedores para postergar el pago hasta mayo. Yo creo que ocurrirá esto último, es decir que los acreedores aceptarán postergar el pago del capital y/o intereses hasta mayo.

 

¿Cuál es la percepción del mercado sobre el anuncio?

Si el Gobierno juega al póquer con Wall Street se equivoca. Con esto me refiero a que muchos dicen, incluso yo, que quizás se le está intentando generar miedo al mercado para que apure la negociación, ya que si esto se demora será peor para todos. Yo no creo que el Gobierno esté jugando al póquer y si lo hace es un error tremendo porque Wall Street no nació ayer y ya conoce todas las jugadas. La movida genera ruido, pero los que conocen bien el mercado no se asustan.

 

¿Cómo impactará la medida en los bonos?

Su primera reacción siempre es caer, y ayer lo hicieron. Lentamente después, cuando los analistas se den cuenta por donde viene la mano o haya novedades de que los acreedores ya acordaron, van a recuperar su valor. Nada estará tranquilo hasta que haya reestructuración.

Dejá un comentario