Arroyo prepara arribo del plan contra el hambre al conurbano

17 de enero, 2020

Mientras el Gobierno prepara el desembarco de la tarjeta alimentaria contra el hambre, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, firmó un convenio ayer con el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, para instrumentar el programa a través de la base de datos y las delegaciones del organismo previsional.

 

Vanoli dijo que el organismo “dispone de las Unidades Integrales de Atención (UDAI), que están en contacto con los actores sociales locales y los municipios” para optimizar la aplicación del plan.

 

El Gobierno busca tener a los intendentes de aliados, quienes serán una pieza clave para medir la temperatura del territorio y poder instrumentar el plan. Es por eso que el propio Alberto Fernández mantuvo encuentros con intendentes (incluso de la oposición). Hace pocos días, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, mantuvo un encuentro en Casa Rosada con varios de los intendentes del conurbano para perfeccionar los mecanismos de control del programa Precios Cuidados relanzado recientemente.

 

Es por eso que, el miércoles por la noche, Arroyo mantuvo un encuentro de trabajo con varios jefes comunales de la Primera Sección Electoral, tanto del oficialismo como de la oposición, para coordinar el lanzamiento de la Tarjeta AlimentAR que comenzará a desesplegarse en el conurbano a partir de la semana próxima, tal como informó El Economista.

 

“Estamos poniendo en marcha una política de Estado que excede a un partido, que excede a una idea, que excede a un tiempo. La Argentina tiene un problema de hambre y de malnutrición: hay 14% de chicos que sufre inseguridad alimentaria severa. Hay dos datos que lo evidencian: la disminución del consumo de leche y la relación peso/talla que se registra en los comedores”, explicó el integrante del Gabinete, tras el encuentro.

 

El miércoles por la noche, Arroyo mantuvo un encuentro con varios jefes comunales de la Primera Sección.

 

“En este contexto, se creó el Plan Argentina contra el Hambre, que tiene varias acciones. La más importante es la Tarjeta AlimentAR. Trabajamos con gobernadores, intendentes y organismos para lograr, lo más rápido posible, que esté funcionando en cada localidad del país”, detalló el propio ministro. El encuentro se realizó en Merlo, y en su doble rol de intendente y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez ofició de anfitrión.

 

“La tarjeta alimentaria es la principal política en esta primera etapa de Gobierno” aseguró Arroyo ante los jefes comunales y agregó que se trata de “una tarjeta del banco público que no permite sacar dinero, pero sí comprar alimento los alimentos que quieren y como quieren las familias”.

 

Para la aplicación de la medida, se utilizan los datos del organismo previsional: “Cruzamos tres informaciones de las bases de datos de Anses”, explicó el ministro ante los jefes comunales.

 

El objetivo que se plantea el plan es del llegar a casi un millón de chicos, a través de 650.000 tarjetas, con $4.000 a las madres que tienen solo un chico y $6.000 a las que tienen más de uno.

 

La propuesta del plan también pretende generar un movimiento de las economías locales. Según estipulan fuentes ministeriales se inyectarán $2.800 millones en el territorio bonaerense.

 

En ese contexto, el intendente Menéndez destacó la importancia del plan. “Esta tarjeta no solamente es importante porque va corrigiendo la deficiencia alimentaria, sino que genera una inyección de dinero que mueve la rueda económica. En Merlo estamos hablando de unos $100 millones”, destacó.

Dejá un comentario