Positivo: el superávit comercial de noviembre fue de casi US$ 2.500 millones

23 de diciembre, 2019

Positivo: el superávit comercial de noviembre fue de casi US$ 2.500 millones
Positivo: el superávit comercial de noviembre fue de casi US$ 2.500 millones

 

En noviembre, las exportaciones alcanzaron U$S 5.854 millones y las importaciones, U$S 3.409 millones. Así, la balanza comercial registró un superávit comercial de US$ 2.445 millones, un número impresionante. Acumula US$ 13.710 millones en 2019. En igual periodo de 2018, había un rojo de U$S 5.121 millones.

 

Las exportaciones en noviembre aumentaron 9,4% (US$ 504 millones) respecto a igual mes de 2018, debido principalmente a la suba en cantidades de 14,5% dado que los precios cayeron 4,4%. En noviembre, las exportaciones de productos primarios, manufacturas de origen agropecuario (MOA) y manufacturas de origen industrial (MOI) subieron de manera interanual 36,1%, 9,4% y 3,8%, respectivamente, mientras que las de combustibles y energía cayeron 30,2%. En el acumulado anual, suben 5,8%. Poco, teniendo en cuenta la megacosecha del año en curso y la gran devaluación de la moneda.

 

Las importaciones en noviembre descendieron 21,9% respecto a igual mes del año anterior (unos US$ 954 millones menos). Las cantidades bajaron 14,5% y los precios se contrajeron 8,6%. En noviembre, las importaciones de bienes de capital disminuyeron 16,5%; las de bienes intermedios, 29,0%; las de combustibles y lubricantes, 19,9%; las de piezas y accesorios para bienes de capital, 3,3%; las de bienes de consumo, 14,5% y las de vehículos automotores de pasajeros, 58,5%.  En el acumulado anual, las importaciones caen 25,3%.

 

La correción del déficit comercial y el regreso del superávit (en volúmenes importantes) es uno de los mejores legados del Gobierno de Mauricio Macri.  Lo malo fue el proceso de corrección, nada menos, que no fue voluntario sino impuesto por la realidad, lo que sumió a la economía en una feroz recesión, subió la inflación a un nivel de 55% y elevó la pobreza en casi 10 puntos.

 

Positivo: el superávit comercial de noviembre fue de casi US$ 2.500 millones

 

“Con estos números, el superávit comercial de bienes acumuló US$ 13.650 millones en los primeros once meses de 2019, más que revirtiendo el déficit de US$ 5.200 millones registrado en igual período del año pasado (…) Para el 2019, proyectamos que el resultado positivo superará US$ 15.000 millones, marcando el nivel más alto -en dólares corrientes- desde 2009. Ese desenlace obedecerá a la mejora exportadora (+6%) pero principalmente al desplome importador (-25%). Asimismo, dado que la economía no se recuperará sensiblemente en 2020 y que el tipo de cambio real seguirá en niveles elevados -más allá de que es probable que experimente cierta apreciación en este contexto de cepo hard-, proyectamos que el saldo positivo rondará US$ 18.000 millones. Este número será la consecuencia de un tibio avance exportador (cercano al 3,5%, luego del endurecimiento de retenciones) y una marcada contracción importadora, posiblemente de dos dígitos (-10%)”, fue el análisis de Ecolatina.

 

Positivo: el superávit comercial de noviembre fue de casi US$ 2.500 millones

 

“Si bien un tipo de cambio real más alto comenzó, con cierto rezago, a afectar positivamente a las exportaciones, resta observar cómo afectará el nuevo aumento de retenciones a las ventas externas. Sin embargo, en el mes que queda del año, esperamos que se mantenga el buen desempeño observado en los últimos meses. Para 2020, una mayor base de comparación, y la caída en la competitividad como resultado de los mayores derechos de exportación que deben abonarse podrían ralentizar el avance de las exportaciones. Esperamos que, de todas maneras, el año que viene las exportaciones muestren crecimiento, pero sin despegar considerablemente”, dijeron, a su turno, desde LCG.

 

En relación con las importaciones, al menos hasta fin de año se mantendrán las variaciones negativas, que responden a un tipo de cambio elevado que encarece las compras externas combinado con la recesión de la actividad, que contrae el consumo y la producción (y con ello los insumos y bienes requeridos del exterior). Para mediados de 2020, un rebote en la actividad y bajas bases de comparación podrían permitir empezar a ver mejores resultados. Asimismo, la excepción del impuesto del 30% a este tipo de compras externas también traccionará la mejora en este segmento”, agregaron.