El “impuestazo” aportaría casi US$ 9.000 millones (2% del PIB)

18 de diciembre, 2019

guzmán

Sin superávit fiscal, capacidad de endeudarse ni deseos de contraer el gasto público, era evidente que pasara lo que pasó: un aumento de la presión tributaria. Un “impuestazo”, en criollo.

 

  • Derechos de Exportación. Se elimina la tasa fija de $4 por dólar para los productos primarios y de $3 por dólar para los demás productos exportados. Con autorización para elevar la alícuota de la soja al 33%: que ya se había anunciado un incrementado de 30% hace unos días. El resto de los productos, que contaban con alícuotas del 12%, se elevan a 15%, salvo servicios, economías regionales y bienes industriales por sobre los que aplicarán derechos de hasta el 5%. ¿Cuánto dejará? Ingresos extra por US$ 2.600 millones: 0,6% PIB.

 

“Sin embargo, el adelantamiento de DDJJ anticipando suba de retenciones restaría 0,13% PIB ($40.000 millones). A modo de ejemplo, con datos a la primera semana de diciembre, ya se habían registrado 5 millones de toneladas de soja de la campaña 2019/20 (9% de la producción total), cuando a la misma altura del año pasado se habían registrado sólo 350.000 toneladas (1% del total)”, indicaron en LCG.

 

  • Dólar “tarjeta” y “dólar billete”. Se establece un impuesto del 30% para el gasto en turismo (pasajes y viajes). Sobre la base de unos US$ 6.000 millones que podría representar el turismo emisivo, estima LCG, el impuesto generaría ingresos extra por 0,4% del PIB. “Ese impuesto se extiende a la compra de moneda extranjera que está restringida en US$ 200 por mes y, por persona. Así, se desdobla, de facto, el tipo de cambio entre uno comercial y uno financiero. Estimamos ingresos fiscales por US$ 2.880 millones (el equivalente a 0,7% PIB) debido a la compra de moneda extranjera”, agregan desde LCG. Esa fue una de las novedades de ayer.

 

  • Bienes Personales. La duplicación de las alícuotas y el establecimiento de una de 2,5% para quienes tengan bienes en el extranjero será una fuente de recaudación de aproximadamente 0,4% del PIB, según LCG.

 

“En resumen, el paquete de medidas parece otorgarle transitoriamente recursos al Tesoro por 2% del PIB. Dado que, además, frena la inercia que implica la Ley de Movilidad, por lejos compensa el déficit primario ‘heredado’ (0,5% PIB) y la caída de recursos por la última cuota de transferencia de ingresos a las provincias por el Acuerdo de Fortalecimiento Fiscal (0,2% PBI)”, agregaron en LCG.

***

Rareza bienvenida: eliminan impuesto

 

El proyecto que se envió ayer al Congreso propone eliminar el “impuesto cedular” (más conocido como impuesto a la renta financiera), que grava el ahorro en activos en pesos, como plazos fijos, y que fue, también, uno de los causantes de la crisis de 2018. “Necesitamos desalentar el ahorro en una divisa que nosotros no producimos y que no hemos generado”, explicó Guzmán ayer. En las redes se dio un debate curioso porque algunos macristas criticaron que lo hayan sacado mientras que los albertistas lo defendieron, aunque por lo bajo. Sin embargo, el gravamen había sido sugerido por la otrora oposición (el massismo, en particular) en 2017. Grieta a full: quienes lo impulsaron entonces, defienden eliminarlo ahora, mientras que, quienes lo implementaron a regañadientes, ahora se lo apropian.