Mientras la industria se desploma, la relación UIA-Gobierno está en su peor momento

4 de octubre, 2019

uia Macri relación

La relación del Gobierno con la Unión Industrial Argentina (UIA), que nunca fue muy buena, está en su peor momento tras el desaire a Mauricio Macri y el recibimiento caluroso a Alberto Fernández en la sede de Avenida de Mayo.

 

Ayer, además, el Indec informó que la actividad fabril cayó 2,8% mensual en agosto, 6,4% interanual y las proyecciones para septiembre, que captará en pleno impacto del descalabro posterior a las PASO, son muy oscuras. Varias empresas, incluso grandes, enfrentan situaciones realmente complejas desde el punto de vista operativo y hasta patrimonial. Algunos miembros de la UIA, incluso, hablan de “industricidio” en estos últimos años. Completan el agrio mar de fondo las declaraciones y tuits de varias voces del universo oficialista.

 

A la cabeza, como de costumbre, se ubicó Lucas Llach, vicepresidente del BCRA en la era de Federico Sturzenegger y hoy, N°2 de Javier González Fraga en el Banco Nación. “¿Qué esperamos para abaratar ropa, celulares, zapatillas? Es acá, es ahora. El que no puede competir con importaciones a este tipo de cambio es un ladrón de gallinas”, dijo Llach.  Hace un tiempo, Francisco “Pancho” Cabrera los había llamado llorones. Por eso, tras la salida de Cabrera, el Presidente eligió a Dante Sica, un interlocutor respetado por los industriales y que conoce muy bien el sector. Pero no pudo hacer mucho.

 

“Notable la gran cantidad de kirchnerismo que salió a defender al gran capital protegido. Qué lío en el marote”, retrucó, luego, tras la críticas. Según Llach, el fabril es un “sector sobreprotegido” y eso, arguye, “genera un costo al resto”. No es una visión solitaria, desde ya. “Yo no busco a los industriales de enemigos. Al contrario! Como quiero que crezca la industria, quiero que los sectores sobre protegidos dejen de robarle al pueblo”, agregó Llach.

 

Uno de los que respondió es el pujante textil Tomás Karagozian (N°1 de UIA Joven): “Hola @lucasllach desde tu rol en BCRA ya hiciste mucho mal como para seguir haciéndolo en sectores que no conoces. Si tenés tiempo para salir de la ofi e ir al territorio, me gustaría que vayamos a fábricas y hables con los dueños. A ver si es tan fácil como crees desde tu PC”.

 

Hace unos días, Miguel Angel Pichetto también opinó, luego del encuentro de Miguel Acevedo, titular de la UIA, con varios gobernadores en Tucumán. “Solo faltaba que cante la marcha peronista”, dijo el candidato a vice de Macri. Acevedo había liderado la resistencia empresaria ante el bono de $5.000 que decretó el Gobierno.

 

Hoy, también se sumó Sebastián Galiani, quien fue N°2 de Nicolás Dujovne en el Ministerio de Hacienda hasta mediados de 2018. “Algunos empresarios apoyan al kirchnerismo por dos razones: no quieren apertura comercial y quieren protección judicial. Quieren seguir vendiendo caro en el mercado interno en lugar de salir a competir, y quieren una justicia controlada por el poder político que los proteja. Dirán que no pueden competir por los altos impuestos que enfrentan, pero fue el kirchnerismo el que incrementó el tamaño del estado y la presión impositiva. El gobierno del Presidente @mauriciomacri los bajó (y continuará bajando). Dirán que no pueden competir por las regulaciones laborales, pero es el kirchnerismo quien se opone a modernizar el mercado de trabajo, El gobierno del Presidente @mauriciomacri siempre pensó que debíamos integrarnos al mundo al tiempo que se modernizaba el mercado de trabajo”, explicó el hoy profesor de la Universidad de Maryland.

 

El diputado Waldo Wolf eligió chicanear a los industriales con que tienen dos ex presidentes procesados por la causa de los cuadernos. “Produjeron como nadie”, dijo, mostrando una honda sensibilidad con el duro presente industrial.

Dejá un comentario