El saldo comercial de 2019 rondaría los US$ 14.000 millones y sería aún mayor en 2020

23 de octubre, 2019

comercio

En septiembre, las exportaciones alcanzaron US$ 5.746 millones y las importaciones fueron de apenas US$ 4.002 millones. Así, tal como informó el Indec por medio del ICA, el intercambio comercial fue superavitario en US$ 1.744 millones, una cifra impactante que asciende a US$ 9.748 millones en 2019.

 

Además, fueron muy positivas las variaciones interanuales. Por un lado, las exportaciones avanzaron 14,1%; las importaciones sigue en baja (14,9%) y el saldo comercial pasó de US$ 337 millones hace un año a los mencionados US$ 1.744 millones. La vertiginosa suba del dólar y la profunda recesión son los motivos detrás del giro del comercio exterior.

 

Argentina tuvo superávits con Brasil y China, pero un déficit con EE.UU.: son los 3 principales mercados del país.

 

Las exportaciones se incrementaron principalmente por las mayores ventas de porotos de soja (excluidos los para siembra); maíz en grano; carne bovina, deshuesada y congelada y biodiésel y sus mezclas, entre otras.

 

Respecto a las importaciones, las mayores caídas correspondieron a combustibles minerales, aceites minerales y productos de su destilación; reactores nucleares, calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos y sus partes; vehículos terrestres, sus partes y accesorios y semillas y frutos oleaginosos, entre otros.

 

¿Cómo sigue la película?

 

“En los siguientes meses, el sector externo seguirá con un comportamiento similar al evidenciado hasta ahora. Las importaciones si bien pueden mostrar desaceleración, seguirán cayendo de la mano del encarecimiento de los bienes adquiridos en el exterior y de la recesión de la actividad”, dijeron desde LCG. “Por su parte, las exportaciones podrían seguir creciendo como resultado de la mayor competitividad que resulta de la reciente devaluación. El principal impulso lo continuarán dando los productos primarios como respuesta a la recuperación de la cosecha, cuyo desempeño había sido muy negativo el año pasado. De todas maneras, los precios de exportación siguen cayendo, perjudicando las mejoras evidenciadas en las cantidades exportadas”, agregaron.

 

“Se estima que 2019 cerraría con un superávit de aproximadamente US$ 13.800 millones (3,2% del PIB), revirtiendo con creces el déficit de US$ 3.701 millones del 2018. Para 2020 se estima que el saldo a favor de nuestro país será del orden de los US$ 17.300 millones (4,1% del PIB)”, dijeron desde Abeceb.

 

 

“Dada la fuerte devaluación (con su correlato en el tipo de cambio real) y una actividad económica con escaso dinamismo para los próximos meses, esperamos que las cantidades importadas acentúen su dinámica actual, profundizadas por los controles cambiarios. De todas formas, la clave para lo que resta del 2019 pasa por el comportamiento del volumen exportado y el precio de los mismos. En este sentido, esperamos un nivel de liquidaciones del agro sea superior a los del 2018. Por otro lado, frente a los últimos meses del año se espera una caída en el nivel de exportaciones con respecto a los meses anteriores provocada no sólo por cuestiones estacionales, sino también por la reciente imposición del cepo cambiario y la obligación por parte del BCRA a los exportadores de liquidar las divisas en un plazo no mayor a cinco días hábiles posteriores al cobro”, fue la lectura desde ACM.

 

“Sumado a esto, los avances de los últimos años en torno a la exportación de energía asociado a Vaca Muerta podrían verse afectados por el freno en la toma de decisiones de inversión que implicó el congelamiento de combustibles y el control de capitales, a lo que se le suma la incertidumbre en torno al plan del próximo Gobierno con respecto al desarrollo de Vaca Muerta”, agregaron.

 

Dejá un comentario