La Fed se quedará con todo el protagonismo

29 de julio, 2019

Fed Powell tasas

Comienza hoy una de las semanas más intensas del año en materia de información económica y en la cual el centro de atención estará en la reunión de la Reserva Federal que bajaría la tasa de interés por primera vez en más de diez años. Se trata de la decisión de política económica que tiene mayor impacto a nivel global y el resto de la variables financieras se moverá en función de ella. Pero también habrá otros hechos e indicadores relevantes entre los que se destacan los siguientes:

 

Lunes 29

Los representantes comerciales de Estados Unidos, sin muchas expectativas, viajarán a China para retomar las negociaciones comerciales que se cortaron en mayo.

El Banco Central de Brasil publicará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado que la semana pasada, luego de veinte bajas consecutivas, corrigió al alza su pronóstico de crecimiento para este año.

 

Martes 30

Se presentarán en Estados Unidos los datos sobre ingresos y consumos personales correspondientes a junio. Los analistas estiman que mostrarían una suba de 0,4%. También se publicará el índice núcleo de los precios de los gastos en consumos personales que habría anotado en junio una suba anual de 1,7%. Por su parte, la entidad privada Conference Board dará a conocer el índice de confianza de los consumidores en julio que superaría al registro del mes anterior.

Estará la información de los índices PMI (por sus siglas en inglés) sobre la actividad manufacturera en China se mantendrán en terreno negativo, es decir, por debajo de 50 puntos.

El Banco de Japón se reunirá para definir la política monetaria pero no se prevé que introduzca modificaciones.

En Europa se conocerán diferentes índices de confianza de los consumidores y del clima de negocios que seguirán mostrando una tendencia declinante.

 

Miércoles 31

La Reserva Federal anunciará una baja de la tasa de interés, que según la opinión mayoritaria del mercado será de un cuarto de punto. Si bien se trata de una decisión esperada, tendrá impacto en los mercados cambiarios y en las bolsas.

Se conocerá la inflación de la zona euro en julio que habría sido apenas mayor al 1%, lejos de la meta del BCE que es “por debajo pero cercana al 2%”. También se publicará el dato sobre el PIB del segundo trimestre que habría registrado una suba del 0,2%, la mitad que en el primer cuarto del año. Ambos indicadores refuerzan la decisión del BCE de poner en marcha políticas monetarias expansivas en septiembre.

México publicará los datos del PIB del segundo trimestre que ratificarán las dificultades que tienen las mayores economías de América Latina para crecer.

En Brasil se publicará la tasa de desempleo que seguirá por encima del 12% dada la lenta recuperación que muestra la economía y elevada capacidad ociosa. Por otra parte, el Comité de Política Monetaria del Banco de Brasil definirá el nivel de la tasa de interés actualmente en el 6,5%. Una parte del mercado considera que no habrá cambios, mientras que otra, cree que se decidirá un recorte.

 

Jueves 1

Los índices de Markit y PMI mostrarán una suave desaceleración de la actividad manufacturera en Estados Unidos. En Brasil se conocerán los números del intercambio comercial de julio que mostrará un saldo positivo, compatible con el superávit de US$ 51.000 millones que se espera para 2019. Previamente se dará el dato sobre la producción industrial en junio.

La AFIP presentará los datos de recaudación de julio que deberían mostrar el impacto de cierta recuperación en el nivel de actividad en la comparación interanual.

 

Viernes 2

La semana cierra con la difusión de varios indicadores relevantes de la economía estadounidense. Se conocerán los datos del mercado de trabajo que mostrarían que se las empresas agregaron 166.000 personas a sus dotaciones y los analistas estiman que la tasa de desempleo bajará del 3,7% a 3,6%. A su vez, el Departamento de Comercio publicará los números del intercambio comercial de junio y se espera que el desequilibrio haya sido de US$ 54.700 millones, una baja con relación al déficit de US$ 55.000 millones anotado en mayo.

Europa publicará la información referida a las ventas minoristas en junio y puede presentar un mejor panorama que otros indicadores porque el consumo se está sosteniendo.

 

Dejá un comentario