El salario real del 2017 recién volverá en 2020

27 de mayo, 2019

El consumo pesos se derrumba protección social

“Recién en 2020 comenzaría a revertirse la caída del salario real formal”, sostuvo el último informe de Ecolatina, distribuido ayer. Es un mal dato para Cambiemos, dada la vinculación estrecha de la variable con las preferencias electorales. Sin embargo, y en tanto y en cuanto se modere la inflación, tal como viene ocurriendo tímidamente, la caída del poder de compra del salario podría moderarse en el corto plazo y dar cierta sensación de alivio.

 

El problema comenzó en 2018, recuerda Ecolatina. “Por el desfase entre las expectativas de inflación a comienzos del año pasado (que sirvió de guía para las negociaciones colectivas, en torno al 20%) y el número final, durante 2018 el salario real formal arrojó una caída cercana a 12% entre puntas”, dice en su reporte.

 

El salario real marca el ritmo de la recuperación - Ecolatina
El salario real marca el ritmo de la recuperación – Ecolatina

 

Eso no mejoró en el primer cuatrimestre de 2019. “Si bien se activaron diversas cláusulas gatillo y recomposición, los salarios registrados siguieron creciendo por debajo de la inflación. Como resultado, la pérdida interanual de poder adquisitivo continuó en niveles similares a los del cierre de 2018”, señalaron.

 

El buen dato es que va a mejorar, pero poco. ¿Será suficiente para cambiar el humor de “la calle”? “El rojo podría atenuarse en los próximos meses”, dice Ecolatina, en base a la baja de la inflación, que arrancó el 2019 muy picante. “Conforme a nuestras estimaciones, la suba de precios pasaría de un promedio de casi 4% mensual en el primer cuatrimestre a la zona de 2,5% en el período mayo-diciembre”, dicen desde la prestigiosa consultora.

 

En ese marco, ratifican, “el deterioro del salario real formal se apaciguaría”. Ese mismo diagnóstico tiene en el Ministerio de Hacienda y, de hecho, lo consideran clave para sus aspiraciones electorales. Si bien en el promedio anual la caída sería similar a la del año pasado (en torno a 7%), su dinámica cronológica sería opuesta. Durante 2018 la retracción se agudizó con el paso de los meses, y lo contrario pasaría en 2019.

 

“En el primer semestre de 2018 la caída del poder adquisitivo fue de 1,5% y promedió una baja de 11% en la segunda parte del año, mientras que en 2019 pasaría de -10,5% a -3%, respectivamente. En consecuencia, si bien los salarios reales formales continuarían contrayéndose en la comparación interanual, se sentarían las bases para que la tendencia negativa comenzara a revertirse en 2020”, dicen desde Ecolatina y advierten que eso conspirará, dado su peso en el PIB, para una recuperación robusta durante el año en curso.

Dejá un comentario