Diálogos after office

25 de abril, 2019

Botellas diálogos after office

El Economista dialogó, con un Single Malt ahora, con un Portfolio Manager (PM) y un encuestador (E) tras una jornada difícil en los mercados.

 

¡Qué día!

PM: No se desespere porque aún faltan más de 200 días para el balotaje y esto no va a mejorar. Cuando hay miedo, es otra película. Hay que estar preparados porque hemos entrado en modo pánico sin herramientas y las encuestas van a venir cada vez peor. Encima, hay juego sucio y ayer circulaban versiones de un supuesto road show kirchnerista por Nueva York haciendo algo similar a cuando Domingo Cavallo sugería no prestarle más a Argentina.

 

¿Fue cierto, eso?

PM: Todos lo negaban, pero el runrún estaba. El que anduvo por Wall Street fue Miguel Angel Pichetto. Según dijo en su Twitter, hablando de la necesidad de pagar la deuda y evitar un nuevo default. Se ve que los mercados no le creyeron, o no entendieron su inglés.

 

¿Qué dicen sus sondeos?

E: Eso mismo. Cristina Kirchner está en 35%, y subiendo. Tengo los mismos números que la famosa, o infame, encuesta de Isonomía. ¡Qué mal hizo el Gobierno en difundirla! La senadora está casi 10 puntos arriba. Va a empezar a hablar y ahí puede caer algo, o frenarse, pero también puede venir una ola favorable hacia ella. Ya me imagino las columnas el 9 de mayo por Plaza Italia llegando a la Feria del Libro para la presentación de Sinceramente. A ver, Cristina suscita rechazos, es cierto, pero no olvidemos sus 54 puntos de 2011.

 

¿Y el interior del país? Allí está el campo y no se respira el micrcoclima frenético del AMBA…

E: Negativo. En el interior, Cambiemos pierde votos día a día por la malaria que pega fuerte a la masa de bajos ingresos, que es mayoría en el cuarto oscuro y la bronca de los radicales. ¿No viene siguiendo las elecciones locales? Además, está tercero en Santa Fe y en Córdoba, 30 puntos abajo. Más aún después de lo de Carrió. No sé cómo definirlo y, si lo digo, no lo vas a publicar. Esas son las provincias grandes, pero la película es similar en todos lados.

 

¿O sea que Macri no puede ganar?

E: No, no diría eso, menos hoy. No se guíe tanto por el día a día ni el Círculo Rojo, que es pésimo descontando escenarios políticos. Hoy está segundo en las encuestas y está firme en 30% y en un balotaje contra Cristina podría ganar. El gran tema es cómo va a sumar votos porque con 30% no hacés nada. Igual me gustaría preguntarle si a nuestro querido PM como ve la economía porque el riesgo país, los CDS y los bonos le importan a tres gatos locos, pero si se va a la inflación o el dólar se va al techo de la banda, le película es otra y no descartó a un Lavagna segundo en octubre. Si eso ocurre, el voto útil irá para don Roberto, que además saca chapa de piloto de tormentas, para bloquear el regreso de la doctora, y no para Mauricio.

 

Sí, ese es el sueño húmedo lavagnista. ¿Qué dice, querido PM?

PM: Sí, preocupa la inflación y el dólar, que son las dos caras de la misma moneda. Si no se tranquiliza el “billete”, la inflación seguirá arriba de 3%, pero como piso mínimo. Era la única esperanza económica del Gobierno. La gente vota con el bolsillo. Por suerte el campo está liquidando algo y el Tesoro está subastando. Hay una chance decreciente, por cierto, de estabilización y no descarto que el FMI permita usar reservas en la Zona de No Intervención (ZNI). Imagínate lo que sería el combo de demanda de dólares en ascenso sin oferta.

 

** 

Los tuits del miércoles negro

 

 

 

Dejá un comentario