El FMI mide el clima político con opositores

14 de febrero, 2019

Urtubey FMI opositores

 

El italiano Roberto Cardarelli y el jamaiquino Trevor Alleyne, ambos con más de dos décadas en el Fondo Monetario Internacional, están en Buenos Aires para auditar las cuentas públicas como parte del acuerdo entre el gobierno de Cambiemos y el organismo. Con tareas extra. Para conocer la mirada de la oposición (sus sectores más negociadores o moderados, por lo menos) sobre el presente económico del país, pero también sobre el clima político en un año electoral, los representantes de la entidad se reunieron ayer con el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey y pretenden encontrarse con otros referentes. Roberto Lavagna, entre ellos. Cardarelli es el jefe de la misión. Alleyne, “representante residente” en el país.

 

La reunión con el gobernador se dio en la casa de provincia en Buenos Aires. Allí Urtubey los recibió acompañado por el Jefe de Gabinete de su administración, Fernando Yarade, y por Emiliano Estrada, su ministro de Economía. Junto a ellos, dos economistas sub-40 que trabajan en la campaña del salteño: Martín Vauthier y Federico Furiase, parte del staff de la consultora Eco Go, de Marina Dal Poggetto. “Uno de los temas sobre los que hablamos fue la falta de confianza en nuestro país, que no se resuelve solo desde la economía, sino cambiando el sistema político, sosteniendo las reglas de juego y reconstruyendo el sistema financiero al servicio de la producción”, sostuvo el mandatario. “Se habló de Argentina y porque no logra crecer sostenidamente hace varias décadas”, dijeron cerca de Urtubey y acotaron que el diálogo fue más político que económico.

 

 

En términos más estrictamente económicos, Urtubey propuso planteó cuatro ejes: fortalecer la independencia del Banco Central, una reforma impositiva que priorice impuestos progresivos bajar “impuestos al trabajo” para generar empleos y una reforma previsional que no excluya la capitalización individual. “Debemos dar un fuerte incentivo a la generación de trabajo formal, bajando los impuestos al trabajo y reduciendo la conflictividad. Todo esto debe ser complementado por una política previsible respecto de las tarifas de servicios públicos para evitar continuos tarifazos”, contó luego a través de las redes sociales.

 

Otro referente de la oposición que se encontraría con el binomio del organismo es Lavagna. El exministro de Economía y posible precandidato a presidente (¿por Alternativa Federal?) fue sondeado para un encuentro, todavía sin fecha ni lugar. Además, Cardarelli y Alleyne tienen agendados otros encuentros en el país. Con analistas económicos, pero también políticos. Especialmente políticos, en esta ocasión. Alejandro Catterberg, de la consultora Poliarquía, es uno de ellos.

 

La posibilidad de que haya que renegociar antes de lo previsto el acuerdo con la entidad y el hecho de que Cristina Kirchner esté en carrera para pelear las presidenciales son dos temas con impronta tanto económica como política que no resulta ajena a los visitantes.