La recesión porteña fue más profunda que la nacional

28 de diciembre, 2016

La recesión porteña fue más profunda que la nacional

 

Durante el tercer trimestre, la recesión pegó más fuerte en la CABA que en el promedio del país. Mientras en el total nacional la actividad cayó 3,8% durante julio, agosto y septiembre, en la CABA lo hizo nada menos que al 5%, lo que llevó a un acumulado de variación del nivel de actividad para los primeros nueve meses del año de -3,1%.

 

Así, a la par que el Indec mostraba ayer los datos de actividad de octubre, la Dirección General de Estadísticas y Censos de la CABA publicó los propios respecto a la variación del Producto Geográfico Bruto (PGB) del tercer trimestre, con malas noticias que muestran un muy mal desempeño económico para el comienzo del segundo semestre. “De este modo, la producción de bienes y servicios de la Ciudad de Buenos Aires presenta una caída acentuada respecto al mismo trimestre del año anterior”, sostiene el informe.

 

Un trimestre oscuro Realmente fue un muy mal trimestre. Mientras el desempeño en el segundo trimestre fue similar tanto para Nación como para Ciudad, con caídas de 3,7% y 3,9% respectivamente, la aceleración de esa caída para los porteños fue muy superior a la registrada por el Indec para todo el país. Así fue que en el tercer trimestre el PIB medido por el Indec mostró una variación de -3,8%, parecida a la del segundo trimestre (de hecho la variación intertrimestral desestacionalizada fue de apenas 0,2%, lo que representó una buena noticia), pero la variación de la Ciudad fue un tanto más dramática, llegando al mencionado -5%.

 

Los sectores

 

Las claves para explicar lo mal que le fue al PGB porteño durante el tercer trimestre del año se encuentran en la industria y en el comercio, tal como lo muestra el informe publicado ayer. De hecho, la producción de bienes (que en realidad abarca tanto a la industria manufacturera como a la electricidad, el gas, el agua y la construcción) mostró una caída interanual de 9,3% respecto al mismo período del 2015.

 

Por su parte, el rubro comercio y servicios (que abarca al comercio, los hoteles y restaurantes, el transporte, las comunicaciones, la intermediación financiera, los servicios inmobiliarios, empresariales, comunitarios, personales y domésticos) una de 4,1%. Tampoco la administración, salud y educación pública tuvieron un buen rendimiento, ya que ese rubro cayó 2,5%

 

Mala trayectoria

 

De esta forma, lo que se percibe en CABA es un aceleración constante en las caídas interanuales (la Ciudad no publica comparación intertrimestrales desestacionalizadas). El primer trimestre había dado un discreto -0,5% (aun bastante peor que el 0,6% positivo a nivel nacional), el segundo aceleró bastante, en línea con el desempeño en todo el país, hasta llegar al 3,9% ya mencionado. Faltará ver lo que haya deparado el cuarto, con una economía que pareciera estar dando señales de que el rebote iría comenzando.