“Hay que volver a reactivar el mercado interno”

15 de diciembre, 2016

Las canastas que miden pobreza e indigencia se dispararon 7,5% en octubre

 

Entrevista a Francisco Dos Reis, Presidente Central de Entidades Empresarias Nacionales

 
El martes pasado más de 3.000 personas se congregaron frente a la Municipalidad de Luján para reclamar por la caída de la actividad y el empleo en las pymes. Bajo el lema #Ni una pyme menos, la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN) busca poner en la agenda la discusión por la situación que atraviesan las pymes. Según su titular, Francisco Dos Reis, este año ya cerraron más de 6.000 empresas y comercios y pronostica que “de acá a marzo o abril miles de pymes más van a cerrar”.

 

¿A la Argentina le falta un plan industrial?

El plan industrial es un plan neoliberal, por consiguiente, es sinónimo de ajuste, de achicamiento del aparato productivo. Tenemos que tener un plan político que haga que el salario sea demandante en un mercado interno, que es lo único que tenemos, porque el mundo está en oferta y todos quieren vender.

 

Es decir que sin mercado interno no hay solución para las pymes.

La Argentina vivió siempre de su mercado interno, cuando exportamos lo hacemos con productos primarios de US$ 340 la tonelada e importamos de US$ 50.000 la tonelada. ¿Cuánto tenés que exportar para equilibrar la balanza comercial? por más que te vaya muy bien en el campo. Hay que tener un modelo industrial, pero el neoliberalismo no va a tener nunca un modelo industrial porque no piensa en la industria.

 

¿Qué medidas concretas piden para que se reactive el aparato productivo?

Primero tiene que haber una recuperación sustantiva del salario, pero la contradicción es que las pymes quedaron tecleando y no se pueden hacer cargo de los aumentos de salarios. Tenemos que tener un plan estratégico superador, que tiene que ver con una reforma impositiva que lleva mucho tiempo, pero podría haber una reforma impositiva coyuntural, que los que más tienen más paguen, bajarles el costo a las pymes para que puedan trasladarlo a los salarios y volver a reactivar el mercado interno.

Estamos viendo que desde ahora a marzo o abril, miles de pymes van a cerrar y cientos de miles de trabajadores quedarán en la calle. Entonces, hay que tener un plan de emergencia para resolver el conflicto ya. Decimos, bájenle el costo impositivo a las pymes para que puedan trasladar eso a los salarios y reactivar el mercado interno.

En el sector pyme de 10 trabajadores, el 90% de las pyme ni sueñan con hacer una inversión. La mayoría dice que el año que viene no toma a nadie ni va a hacer inversiones. Si está parado ¿para qué va a hacer una inversión?

 

Desde el Gobierno van a contestar que la Ley Pyme reduce el costo de financiamiento y difiere el pago de impuestos como el IVA.

La ley no es suficiente y nadie haría una reconversión industrial hoy, salvo que sea una empresa de mediano porte. Hay que tener en cuenta que hay cerca de 700.000 pymes que tienen menos de 10 trabajadores y producen en los barrios. Reconvertir una pyme es más fácil que una gran empresa pero hoy no tenés recursos, ni perspectivas, ni una propuesta seria para hacerlo. Y además, tenés entre 40% y 50% de capacidad ociosa. Esta es una ley pyme interesante para los abogados que la hicieron pero no para alguien que paga sueldos, que tiene que levantar todos los días la persiana de la fábrica y pagar la electricidad.

 

¿Cuál es hoy el principal problema de las pymes?

El mercado interno está deprimido y las ventas se cayeron de una manera fenomenal. A veces se dice que las ventas bajaron 6% o 7%, no es la realidad de las pymes. Cuando uno les pregunta a las pymes, lo primero que te dicen es que las ventas se le cayeron 30% o 40%, además tiene dificultades para cobrar, porque la actividad les bajó a todos, les pagan con los premios y después hay que ir a vender cheques al banco, o peor, terminar en una cueva. Ahí te matan y se pierde la supuesta rentabilidad.