Pymes industriales siguen con números negativos

29 de septiembre, 2016

pymes depósito efectivo

 

Las pequeñas y medianas empresas manufactureras atraviesan un año complejo. Por undécimo mes consecutivo la producción industrial de agosto en el sector pyme retrocedió en comparación con el mismo mes del año anterior, registrando una baja del 6,4%, luego de un mes de julio que tuvo una caída interanual de 7,8%. En los primeros ocho meses del año la contracción en la producción de las pymes industriales fue del 5,1%. No obstante, agosto es el primer mes en el que la caída fue menor a la del mes previo, con una mejora del 7,1% respecto de julio.

 

Esto se traduce en una cierta mejora en la producción de las pymes industriales, aunque es cierto que la base de comparación es baja, por lo que aún es prematuro afirmar que la tendencia a la recuperación está sólida. Sólo una de cada cinco pequeñas y medianas empresas (en rigor, 17,2%) finalizaron con crecimiento anual, pero 23% afirma que, “aunque levemente”, observó un mayor movimiento en el mercado.

 

Estos datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial elaborada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entre 250 industrias pymes de todo el país. De acuerdo a la entidad, el Índice de Producción Industrial PyME (IPIP) llegó a un valor de 83,2 puntos en el mes.

 

La mayor preocupación de las pymes industriales es la caída del nivel de actividad, seguida de cerca por el incremento de los costos de producción, que sólo en el mes de agosto crecieron 5,5%. Pero en un escenario de ventas débiles, no hay una traslación directa de esos costos a los precios de venta. Según el relevamiento de CAME el 75% de las empresas no incorporó los nuevos costos a sus precios, con lo que claramente, el impacto se ve en la rentabilidad. “El 56% de las empresas tuvieron rentabilidad negativa”, precisa CAME.

 

Huelga decir que en este contexto se estacaron los planes de inversión, sin embargo, se advierte que creció levemente la cantidad de industrias que comenzaron a evaluar la posibilidad de invertir.

 

Cambio de pantalla

 

Lentamente, los pequeños y medianos empresarios industriales comienzan a percibir que la caída de la producción podría haber llegado a un piso. El dato de agosto (-6,4%) en verdad se está comparando contra un agosto relativamente bueno en 2015, en el que la actividad industrial mostró una cierta recuperación. Por otra parte, 23% de las firmas destaca que hubo más movimiento en el mercado, aunque todavía no es tiempo de festejar porque el cambio es mínimo.

 

Otros dos aspectos relevantes son, por un lado, que los planes de inversión en agosto creció 17,6% el número de empresas que están evaluando hacerlo en el futuro cercano, pese a que todavía hay 65,6% de las firmas que no tiene planes para los próximos meses.

 

Esta perspectiva se entronca con las expectativas para los próximos meses, que registró un avance de 30,4% a 34,8% en la apreciación de los empresarios manufactureros que esperan que la actividad en su empresa se reactive. Paralelamente, el porcentaje de firmas que prevé una profundización de la caída se redujo de 17,7% a 12%, mientas el 46,8% de los consultados cree que la actividad se mantendrá en los carriles actuales.

 

En el desagregado por sectores, el único rubro con números positivos en agosto en la comparación interanual, fue caucho y plástico (1,4%), mientras que las mayores caídas se registraron en material de transporte (-14,3%), Productos electro mecánicos e informática (-10,1%), Productos de metal, maquinaria y equipo (-9,2%), Papel, cartón, edición e impresión (-9,2%), Minerales no metálicos (-9,0%), Calzado y marroquinería (-7,3%), Productos químicos (-6,5%) y Textiles y prendas de vestir (-5,0%).