“Recibimos una caja con apenas $ 200 M”

Entrevista a Hernán Lacunza, Ministro de Economía bonaerense.

28 de abril, 2016

“Recibimos una caja con apenas $ 200 M”

“Nosotros pasamos de la zozobra de no saber si teníamos plata para pagar los sueldos a la posibilidad de planificar obras en apenas cuatro meses”, plantea Lacunza en diálogo con El Economista. Además, habla de la salida del default, las próximas emisiones en los mercados, la coparticipación, la situación del empleo, la crisis en Brasil y la relación de María Eugenia Vidal con la economía.

Lacunza
Hernán Lacunza, ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires.

¿Cuál será el efecto de la salida del default sobre la economía de la provincia de Buenos Aires?

La provincia es el 40% del país en términos productivos, de consumo y de habitantes. Con lo cual, lo bueno que le pase al país se traslada automáticamente al 40% de la población. En este caso, volver al mundo, tanto el comercial como el financiero, facilita el acceso al crédito para exportaciones, que estaban vedados hasta ahora y también a crédito más abundante y a menores tasas, que a la larga termina repercutiendo para el crédito a la producción, el consumo y la vivienda, que en los últimos años estaban muy caros o directamente vedados para las empresas y los ciudadanos.

¿Planean una nueva emisión en los mercados?

Nosotros tenemos una autorización de la Legislatura de financiamiento para este año de $60.000 millones y hemos emitido un tercio hasta el momento, es decir, nos quedan dos tercios: unos US$ 2.750 millones. Además, tenemos un programa financiero que prevé la colocación de títulos externos así como internos. Iremos monitoreando el mercado y viendo cuál es el momento y la combinación más conveniente. Quizás sea un bono local a mediados de año y uno global en la segunda mitad.

 

“Cuando recibimos el Gobierno había en la caja $200 millones y había que pagar sueldos y aguinaldos por $20.000 millones en los siguientes veinte días”

 

Imagino que planean hacerlo a una tasa más baja que la emisión reciente…

Habrá que ver cómo reaccionan los precios de los activos argentinos. La provincia en los últimos años tuvo un spread promedio de 200 puntos básicos mayor a la del soberano y estamos trabajando para reducirlo. Hemos reducido el spread con respecto a la Ciudad: antes eran de 15 puntos básicos y ahora es cero. Así que seguramente en el segundo semestre accedamos a mejores condiciones. Nosotros aprovechamos la ventana que había para resolver nuestras necesidades de financiamiento más urgentes. La provincia no tenía caja y ahora, con mayor tranquilidad y algo más de holgura, vamos a poder planificar con un horizonte más despejado.

Se ha visto a la gobernadora muy activa con anuncios de inversión pública. ¿Cómo han logrado hacer esto en un contexto, uso las palabras de la gobernadora, de una “provincia quebrada” o, como dijo usted, “sin caja”?

Nosotros pasamos de la zozobra de no saber si teníamos plata para pagar los sueldos a la posibilidad de planificar obras en apenas cuatro meses. Cuando recibimos el Gobierno había en la caja $200 millones y había que pagar sueldos y aguinaldos por $20.000 millones en los siguientes veinte días. Recibimos un adelanto de la Nación, que ya estamos devolviendo, y luego nos abocamos, a pedido de la gobernadora, a revisar gastos e ingresos. Priorizamos los gastos sociales y eliminamos gastos superfluos en otras áreas, por ejemplo, bajamos a la mitad el gasto en publicidad y propaganda y redujimos el personal político. Ese reordenamiento nos permite pasar de un horizonte de un día a uno de un semestre, como ahora. Eso nos permite empezar a licitar Banco Provinciaobras que no van a comenzar la semana que viene pero sí en el semestre que viene.

¿Van a reclamar por un cambio en lo que recibe la provincia de la masa coparticipable, o no es algo que hoy les preocupa?

Sí, es algo que nos preocupa, y mucho. La provincia vio reducida su participación en el reparto de los fondos federales del 25% a principio de la década pasada hasta el 18%. Ya se los hemos planteado a la Nación y han tomado nota de nuestros reclamos y nuestros fundamentos. No sé si lograremos cambiar los coeficientes de coparticipación porque es una ley convenio y tiene una economía política muy compleja, pero sí devolver a la provincia los fondos que genera. Hoy generamos 37% de la recaudación y recibe, como decía, 18%. De cada $2 que genera, recibe $1. Es una asimetría que tenemos que corregir.

¿Cómo impacta la crisis en Brasil en la economía bonaerense?

Nos preocupa mucho. Claramente, Brasil es la peor noticia del escenario internacional para Argentina en un momento que estamos saliendo de cuatro años de estancamiento. Brasil no ayuda para nada y afecta especialmente al cordón industrial de la provincia. Estamos trabajando con la Cancillería para poder diversificar el destino de las exportaciones, algo que no se ha hecho en los últimos años. Pero eso no ocurre de un día para el otro.

macri-larreta-vidal-348x260
“Evidentemente hay una afinidad y una sintonía, y hay una historia común y una misma idea sobre cómo encarar la política más allá de la afinidad partidaria”, afirmó Lacunza sobre la relación en Maricio Macri y Eugenia Vidal

¿Vidal es la favorita del Presidente, o no lo ven así?

Mauricio es el Presidente de todas las provincias, pero evidentemente hay una afinidad y una sintonía, y hay una historia común y una misma idea sobre cómo encarar la política más allá de la afinidad partidaria. Lo que estamos viendo es que se está intentando devolverle a la provincia recursos que le son propios. Hay una relación simbiótica entre el país y la provincia. No hay país sin una provincia viable y no hay una provincia próspera si al país no le va bien. Es un equilibrio.

Estamos atravesando meses de ajuste para los ingresos disponibles de las familias, y sobre todo del área metropolitana. ¿Alcanzan las medidas compensatorias que se anunciaron para los hogares?

Las medidas que se tomaron son necesarias para volver a crecer y recrear el círculo virtuoso. Los efectos nocivos colaterales, por ejemplo, sobre el nivel de precios de algunos productos no son más que una inflación reprimida hasta finales del año pasado. Lo mismo pasaba con el tipo de cambio artificialmente bajo. Era un camino necesario. No hay que anualizar linealmente la evolución de precios del verano porque fueron ajustes de una sola vez y no van a ocurrir más a lo largo del año. Fueron fenómenos extraordinarios. El BCRA y el Ministerio de Hacienda y Finanzas están haciendo lo que dicen los libros de texto para bajar la inflación. Sería raro que no tuviera resultados. En el mientrastanto, estamos tomando las medidas necesarias para acompañar a la población para que este bache no afecte a los más necesitados.

El Gobierno dijo que no hubo grandes variaciones en el mercado laboral en los últimos meses. ¿Tienen las mismas cifras en la provincia?

Sí. El empleo no se mueve como una lancha rápida sino como un transatlántico, y no tiene grandes variaciones en períodos cortos de tiempo. Estamos en la transición hacia una economía normal y diciendo la verdad a los ciudadanos.

¿Cómo es la relación de Vidal con la economía?

Es una gobernadora que combina mucha solidez técnica y tiene mucha confianza a su equipo. Nos da las pautas centrales, entiende rápido los dilemas y nos deja trabajar. Es muy cómodo trabajar con ella y su foco son los resultados.