“Es la hora de la ganadería”

La carne tuvo una jornada especial ayer en el seminario organizado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), que reunió a integrantes de toda la cadena en el Hotel Hilton.

22 de abril, 2016

“Es la hora de la ganadería”

Con una inauguración que estuvo a cargo del ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, se realizó ayer el Seminario Carne Argentina 2030, convocado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA). El evento – que se llevó a cabo en el Hotel Hilton – contó con más de 1.700 asistentes y conferencias de legisladores nacionales, autoridades de entidades agropecuarias y del INTA.

“Es un orgullo estar acá, en estos cuatro meses hemos tomado medidas importantes para el sector, tales como la unificación del tipo de cambio, la eliminación de retenciones a las exportaciones, ROEs y otros factores distorsivos. No sólo tenemos el compromiso sino también la convicción de abastecer la mesa de los argentinos y del mundo y para eso no se puede restringir las exportaciones”, dijo Buryaile durante la apertura, en la que puso especial énfasis en la necesidad de volver a realizar envíos al exterior, luego de la baja actividad durante el gobierno anterior. “Estamos dispuestos a trabajar juntos para abastecer a la Argentina y al mundo con nuestra carne. Ahora es tiempo de demostrar que podemos hacerlo. No hemos bajado los brazos en estos años y ahora este gobierno los invita a confiar, a producir y a invertir para proyectar un futuro mejor”, se entusiasmó, y prometió trabajar para combatir la evasión, disminuir la presión fiscal, terminar con el doble estándar sanitario y aportar transparencia y previsibilidad en los mercados.

Por su parte, el presidente del IPCVA, Ulises Forte, también puso el foco en el comercio internacional y destacó la reapertura de las relaciones con Canadá y la agenda con China y París. “También vamos a trabajar en pos de los consumidores argentinos, que representan al 90% de nuestro mercado. Si incrementamos en 50 kilos el peso de cada animal faenado, podremos duplicar la capacidad exportadora y podremos abastecer de carne de novillo al país, a quien debemos volver a explicarle que es tan tierna y tan sabrosa como la que están comiendo ahora”, explicó.

La economía, presente

Si bien las conferencias se centraron en los eslabones de la cadena de valor, como los frigoríficos y el sector gremial, también hubo lugar para el análisis políticoeconómico del especialista Javier González Fraga, que disertó acerca de las condiciones actuales del país y las perspectivas para la actividad ganadera. “Tenemos que quebrar la sucesión de populismos que ha habido durante tantas décadas. Al atraso cambiario o lo financiaba la deuda o la soja, pero a la larga se agotaba y caíamos en procesos de ajustes, que incluían devaluaciones, pérdida de competitividad y caídas del salario real”, sostuvo Fraga.

El economista, que también es productor ganadero, aseguró que con el gobierno de Macri sus expectativas son optimistas. “Creo que la Argentina va a crecer entre el 3% y el 5% el año que viene, vamos a romper todos los records de inversión en el país, con un fuerte incremento en el sector agroindustrial. Preparémonos para una economía que vuelva a acrecentarse de la mano de la inversión, no del consumo”, dijo.

Para Fraga, lo que hace falta en la actualidad es “explicitar la decisión política” de convertir a la Argentina en una potencia ganadera, y consideró que para ello se necesita “recuperar a la mayor industria que tenemos, ya que es la que más empleos da”. “Tenemos la actividad que más futuro puede tener en el país, la cadena de valor más dinámica de la economía nacional”, enfatizó. En ese sentido, hizo hincapié en la necesidad de obtener plazos de quince años a tasas bajas –“que no requieran de garantías hipotecarias, sino que alcance con las cabezas”– y la habilitación de frigoríficos para exportación, con la finalización del negro tributario, “que lleva al negro sanitario, que nos mata y nos saca de la cancha”.

Más stock

Uno de los ejes que se impuso durante el encuentro fue el de recuperar el stock. Los precios, un tema que instaló la polémica desde diciembre, cuando se dispararon con la devaluación, continúan altos debido a de la escasa oferta y, ahora también, por la imposibilidad de trasladar el ganado al mercado de hacienda a raíz de las inundaciones. Por ese motivo, Gustavo Kahl, CEO de JBS Argentina, aseguró que el sector debe ir hacia las 58 millones de cabezas de ganado vacuno para 2025. Esto sería posible a partir de una mayor retención de vientres, con un rodeo “de calidad” y un correcto peso de faena de novillos, para poder “aumentar la tasa de extracción”.

Las entidades pertenecientes a la Mesa de Enlace dijeron presente en el Seminario de la carne y aportaron su visión desde el lugar de la producción primaria. El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, pidió al sector “compromiso y participación, con el orgullo de ser ganaderos”. Para Egidio Mailland, titular de Coninagro, “lo que se produce es fantástico, pero hay que solucionar temas impositivos”. En el caso de Omar Príncipe, de FAA, la importancia más urgente tiene que ver con ayudar a los productores inundados.

Anuncio de General Mills

General Mills informó que ha llegado a un acuerdo para vender su negocio de productos de horneado y servicios de comida a Grupo Bimbo, una de las compañías lideres en horneados a nivel mundial, sujeto a aprobación regulatoria. La venta incluye el negocio de productos horneados y el servicio de comida de General Mills, todas sus instalaciones, equipamiento e inventario en Argentina. A su vez, fuentes de la empresa señalaron que La Salteña no estuvo involucrada en esta venta.