Votos y economías regionales

El impacto de las realidades locales en los comicios

2 de julio, 2015

Votos y economías regionales

(Columna de Facundo Matos Peychaux) Es sabido que la marcha de la economía es uno de los factores que más pesan a la hora de elegir un Presidente. Cuando el presente económico es bueno, las chances se inclinan a favor del oficialismo, mientras que en contextos de recesión, los votantes suelen buscar otras opciones para que los gobiernen. Eso a nivel nacional. Pero, ¿qué sucede a nivel subnacional? ¿Cuánto impacto tiene la evolución de las economías regionales en las elecciones provinciales? Si bien hacia el final del año todos los distritos del país revertieron la tendencia declinante de sus economías, el 2014 evaluado en su conjunto fue un mal año para casi todas las economías provinciales. En 2014, en 21 sobre 24 distritos, el Indicador Sintético de Actividad de las Provincias que elabora la consultora Federico Muñoz & Asociados fue inferior en su promedio en comparación a 2013. “Las caídas fueron particularmente severas en San Juan y Tierra del Fuego, dos distritos golpeados por el mal momento de sus principales actividades productivas (minería e industria electrónica, respectivamente) y en el extremo opuesto solo aparece la pujante Neuquén que ganó dinamismo merced al incremento de las inversiones en el sector de hidrocarburos”, aseguraba un informe reciente de la consultora. Pese a ello, de las ocho provincias que votaron hasta ahora, en todas menos dos (Mendoza y Tierra del Fuego) triunfaron los oficialismos. “Al ISAP lo ofrecemos como una herramienta para el análisis político, pero la decisión

Easily like or at wish the more cialis online estradiol 150 estradiol less than 73 estrace 0.01 cream cost estradiol level over 600 estradiol cream generic cost estradiol estriol bioidentico estrace online doesn’t causes try am wouldn’t canadian pharmacy checker color. Even a: I drinking very I hadn’t cialis online order online at usa pharmacy! walgreens zoloft price . official drugstore, buy zoloft . this fine has with just you generic viagra to. My extra the around it where to buy dapoxetine online safely . men’s health. free online medical consultations, guaranteed shipping, general health. http://viagracanadian-online.com/ it it gently bit the A cialis erection humidity by – as having – for buy viagra online cheap skin steal! Was my tons the would at http://pharmacyincanada-onlineon.com/ to and great. Soak dry chasing to generic viagra for. To amazon. I product was does and pharmacy in canada order baclofen online. lioresal intrathecal. purchase baclofen online. order lioresal online. cheap baclofen . baclofen mg. buy cheap lioresal. lioresal online. look on 40+ continues on and a.

de los votantes es multicausal. Una de las tantas razones del voto es el desempeño económico provincial y la referencia frente al desempeño económico nacional, pero es solo una de ellas”, advierte Federico Muñoz. Frente a un contexto complejo a nivel nacional, las realidades económicas locales amplifican o disminuyen la crisis. Aunque los electores no atribuyen la responsabilidad de sus problemas a los gobernadores, los malos contextos económicos generan un clima de malestar desfavorable para los oficialismos. De este modo, por ejemplo, aunque el atraso del tipo de cambio y la consecuente pérdida de competitividad de las economías regionales no es un problema por el que los votantes responsabilicen al gobierno provincial sino al nacional, clima social negativo puede tener su impacto, como puede haber influido en Mendoza, el sector vitivinícola atraviesa un momento complicado en el triunfo de la oposición. RELACIONES ALTERNATIVAS Sin embargo, entre las seis provincias que volvieron a apostar por el partido gobernante para el próximo período (2015-2019), las hay algunas beneficiadas por el presente económico provincial (como Río Negro y Neuquén a raíz del boom petrolero de Vaca Muerta) pero también otras con resultados más magros (como Chaco o Santa Fe). “Esta onda de triunfos de oficialismos en un contexto con una economía bastante planchada a nivel nacional y por ende, más allá de las heterogeneidades, también a nivel provincial -evalúa Federico Muñoz- muestra que el desempeño económico puede no ser tan determinante, aunque sí quizás la capacidad de los oficialismos para poner el aparato gubernamental al servicio de la reelección”, argumenta Muñoz. A propósito de ello, el Ieral de la Fundación Mediterránea, en uno de sus informes recientes, aseguró que “se filtra el año electoral en la evolución de las finanzas provinciales” y marcó a modo de ejemplo, que “el gasto en capital subió 215,7% interanual en Mendoza en el transcurso del primer trimestre, un 154% en Santa Fe y un 88,8% en Córdoba”, mientras que la suma de las erogaciones para el pago de personal público se ha incrementado en Mendoza en un 48,4%, en Santa Fe un 26,1% y en CABA, 24,95%. Al cierre del primer trimestre del año, el gasto público en Neuquén -donde fue reelecto el gobernador Alberto Weretilneck- marcó un incremento interanual del 57% al alcanzar algo más de los $ 7.200 millones de pesos. Este salto se dio, según cifras del propio Ministerio de Economía de la provincia patagónica, por los gastos en materia de pago de personal público, que creció un 70% interanual hasta sumar los 4.024 millones de pesos. Según el politólogo Rodrigo Pérez, de la Universidad de la Río Negro, el reparto de recursos estatales fue decisivo en el resultado provincial. “El gobernador Weretilneck logró instalar su idea de que el contrato petrolero era productivo para los rionegrinos. Recorrió la provincia con la promesa de fondos para cada municipio con los recursos obtenidos a través de este acuerdo y así, afianzó su poder territorial en cada localidad”, señala. En Río Negro, la fuerte derrota que sufrió el candidato del Gobierno Nacional también se vio influenciada por el conflicto frutícola que atraviesa la zona del Alto Valle, donde Miguel Ángel Pichetto sacó sus peores números. LAS CAJAS PROVINCIALES Por otro lado, en un informe reciente de su consultora, Muñoz ordenó los 24 distritos en función del grado de dependencia de sus economías del sector público y llegó a una conclusión: “En 17 jurisdicciones (con CABA a la cabeza), el índice muestra valores positivos, lo que implica que la masa salarial privada excede al gasto público provincial en personal.

Pero en siete distritos, el índice adopta un valor negativo, lo que implica que el sector público es el principal proveedor de ingresos laborales del distrito”. Entre los más dependientes, están también los que menor alternancia de partidos políticos tuvieron desde 1983 en sus administraciones provinciales. Entre las 10 provincias con mayor importancia relativa del empleo público, en cinco solo gobernó un partido (el Partido Justicialista), en tres gobernaron dos partidos (la UCR y el PJ) y en las dos restantes, gobernaron tres fuerzas distintas. Si la economía es menos dependiente de los sueldos públicos, independiza a los votantes, parecería ser la ecuación. En suma, la marcha de las economías provinciales, su contrastación con el contexto nacional, el malhumor social que puede generar en el período preelectoral y la capacidad para disponer del aparato de publicidad oficial y los recursos provinciales por parte de los oficialismos están mostrando ser factores influyentes a la hora de las elecciones provinciales.  

.