Dilma, con lo justo

Los inversores salieron a vender

27 de octubre, 2014

Dilma, con lo justo

Dilma Rousseff volvió a ser electa por los brasileños para conducir los destinos del país por 5 años más. Nuevamente, en segunda vuelta aunque, en esta ocasión, por un margen mucho más estrecho que a fines de 2010: 51,54% vs 48,36%. En 2010, la diferencia había sido de 56,05% vs 43,95%. Dilma sacó, ahora, un millón de votos menos que entonces, el segundo lugar fue para un tucano (como se conoce a los de PSDB) y la tercera en discordia fue Marina Silva. A primera vista, queda en claro la estabilidad del sistema político brasileño.

La victoria de Rousseff no fue bien recibida por los mercados y, tal cual se esperaba, muchos salieron a vender sus posiciones: cayeron los activos y el real se desplomó a más de 2,50 reales/US$, el nivel más bajo de los últimos 9 años (mal dato para la Argentina), según Bloomberg. El temor inversor es a que haya poco crecimiento y mucha inflación, y que continúe el sesgo de la actual política económica.

Reanimar el crecimiento, sin dudas, es el principal desafío de Rousseff y hacia allá han apuntado sus primeras medidas como Presidenta electa. La decisión que espera el mercado es quién será el sucesor de Guido Mantega, actual ministro de Hacienda de la principal economía de América Latina.