Política monetaria

Sin cambios por ahora

6 de diciembre, 2013

Política monetaria

(Informe de Delphos Investement)

Esta semana nos encuentra con algunas noticias relevantes que denotan que los nuevos nombres en el Gabinete, al menos hasta el momento, han traído cambios en la política cambiaria pero no así en la monetaria.

Lo que sí podría notarse es más bien un cambio en las formas y en la comunicación. Por un lado, el relanzamiento de los acuerdos de precios por tres meses desde el 1 de enero de 2014, el proyecto de impuesto a los autos de lujo y el reforzamiento del cepo cambiario mediante el aumento al 35% para el turismo y las compras con tarjetas en el exterior.

Por otro lado, las licitaciones de LEBACs y NOBACs no dan cuenta de ningún cambio favorable y no se logra esterilizar pesos. En las últimas tres licitaciones de letras y notas, el BCRA no llevó a cabo una política contractiva para esterilizar y absorber liquidez del sistema sino que, por el contrario, inyectó pesos para cubrir los vencimientos. En este sentido, el BCRA continúa sin convalidar un aumento en las tasas que se mantienen en los mismos niveles desde hace alrededor de seis meses, oscilando entre 15,07% y 18,4%.

La base monetaria se ha incrementado en $ 3.183 millones por la vía de las licitaciones en las últimas tres semanas dado que los vencimientos superan a la cantidad de pesos aspirados. En particular, el martes se inyectaron alrededor de $ 2.000 millones dado que los vencimientos alcanzaron los $ 4.171 millones, cifra inusualmente grande. Aunque aún es muy pronto, los primeros signos del nuevo equipo económico no dan cuenta de un freno a la dominancia fiscal.

La tasa BADLAR, en contraposición, continúa su progresiva senda alcista y se ubica en torno al 19% anual, acompañando un leve repunte de la liquidez de los bancos que se encuentra en 37,4%.

Hasta el momento lo que se ha observado es más bien una mejora en las formas antes que un cambio profundo en las recetas. Iniciativas tales como los acuerdos de precios y el recargo por turismo y consumos en el exterior no son nuevas y han demostrado ser más bien parches antes que soluciones a los problemas de fondo.

Diciembre es un mes clave para visualizar la estrategia del BCRA dado que el pago de aguinaldos conlleva una mayor abundancia de pesos que podría traer presión sobre el mercado paralelo, sumado al comienzo de la temporada alta de viajes al exterior. En un contexto con menos de US$ 31.000 millones de reservas, no convalidar un aumento mayor de las tasas de interés podría complicar la estrategia delGobierno de achicar la brecha entre el dólar oficial y el informal.