América Latina

¿Se está quedando atrás?

26 de abril, 2013

América Latina

Las economías de América Latina y el Caribe crecerán, en promedio, más que en 2012: el ritmo pasará de un magro 3% a 3,4%. La proyección es similar a la del PIB global y bastante menor a la de los países emergentes en su conjunto, sugiriendo que la región se está quedando atrás en términos de crecimiento. Por ejemplo, la región de Asia emergente crecerá nada menos que 7,1% este año.

En realidad, hay una gran disparidad en las proyecciones de crecimiento para el año en curso en la región. Entre las economías de América del Sur, el rango va desde el 0,1% de Venezuela hasta el 11% de Paraguay. En el medio, y en orden ascendente, están la Argentina (2,8%), Brasil (3%), Uruguay (3,8%), Colombia (4,1%), Ecuador (4,4%), Bolivia (4,8%), Chile (4,9%) y Perú (6,3%).

Desafíos

El repunte moderado esperado para este año se debe a una demanda externa más sólida, mercado internos resilientes (la tasa de desempleo es de un dígito en todos los países de la región) y generosas tasas internacional de financiamiento. El informe deja traslucir que la región sigue estando muy condicionada por los factores externos, entre los que destaca el precio de las commodities, el movimiento de capitales y el riesgo soberano global.

Un escenario negativo para estas variables (aunque no es el escenario base del FMI) podría tener un impacto importante en la región y, por ello, una de las recomendaciones del organismo es reducir la vulnerabilidad financiera. Pese al alto precio de las commodities, el rojo en la cuenta corriente de los países de América del Sur pasará, en promedio, de 1,7% del PIB en 2012 a 2,1% en 2014.

A mediano plazo, la competitividad, la productividad, la diversificación de la canasta exportadora y la inversión en infraestructura y capital humano son las llaves para retornar a las tasas de crecimiento elevadas y poder consolidar, y ampliar, los progresos conseguidos en materia de inclusión social.