Comercio exterior en febrero

Las importaciones crecieron, pero cayeron las exportaciones

22 de marzo, 2013

Comercio exterior en febrero

En febrero, el sector externo repitió las tendencias de enero: caída de las exportaciones, suba de las importaciones y, por ende, caída del saldo comercial.  En el segundo mes del año, las ventas al mundo, medidas en dólares, cayeron 6% (fueron de US$ 5.743 millones) y las importaciones ascendieron 10% (fueron de US$ 5.222 millones).  La caída de las exportaciones se debió íntegramente a una merma de las cantidades vendidas, pues los precios no variaron.  En tanto, el alza de 10% de las compras se explicó por una suba de las cantidades (7 puntos) y de los precios (los otros 3).

Como resultado, el superávit comercial llegó a US$ 521 millones: una merma interanual de 61%.  En el primer bimestre, el diferencial entre exportaciones e importaciones fue de US$ 800 millones: 58% menor al de igual período de 2012.

Si bien aún restan varios meses para conocer la tendencia que tendrá el comercio exterior durante el 2013, las cifras sorprendieron a varios economistas que esperaban un crecimiento de las exportaciones y un sostenimiento del saldo comercial.  Si estas tendencias continúan, el superávit comercial de este año podría terminar siendo mucho menor al especulado inicialmente.

Por rubros

Entre las exportaciones, los rubros que registraron caídas, medidos en dólares, fueron combustibles y energía (50%), las manufacturas agropecuarias (10%) y los productos primarios (6%).  El único dato positivo vino por el lado de las manufacturas industriales: +13%.

Por el lado importador, hubo alzas en todos los rubros: bienes de capital (1%), bienes intermedios (3%), combustibles y lubricantes (33%), piezas y accesorios para bienes de capital (19%) y bienes de consumo (incluido vehículos automotores de pasajeros), 11%.  Esto estaría sugiriendo un repunte en el nivel de actividad (y del proceso inversor) y un relajamiento del control sobre las importaciones.

Por destinos

A nivel de destinos de compra y venta, la imagen es heterogénea.  Sin dudas, el dato saliente es la fuerte recuperación (esperada por muchos) de las ventas a Brasil, nuestro principal socio comercial: las exportaciones al país vecino crecieron 35% en febrero y la de autos, principal producto de exportación, nada menos que 53%.  Las ventas al Mercosur ascendieron 35% (si se incluye a Venezuela, la cifra baja a 31%).  Las ventas a Chile se mantuvieron sin cambios. A América Latina (excluyendo al Mercosur, el Nafta y Chile), las ventas cayeron 34%.  A la Unión Europea, cayeron 27%; a la región del Magreb y Egipto, 39% y al bloque asiático (China, Japón, la India, Corea y los países de la Asean), 25%.  A Medio Oriente, en tanto, las ventas crecieron 48% y al Nafta, 7%.

Por el lado importador, se destacan las alzas en las compras hechas al Mercosur (incluyendo Venezuela) de 8%; de 31% a las hechas de Chile; de 104% a América Latina (excluyendo al Mercosur, el Nafta y Chile); de 2% al Nafta; de 4% a la Unión Europea y de 19% al bloque asiático. En cambio, las compras hechas a Oriente Medio cayeron 37% y las de la región del Magreb y Egipto, 92%.