#Maduro

La caída infinita de Venezuela

Con la irrupción de Guaidó en enero, una nueva etapa parecía abrirse en Venezuela. Pero, contra todo pronóstico y a casi un año de distancia, Nicolás Maduro sigue siendo el inquilino del Palacio de Miraflores, respaldado por las Fuerzas Armadas y algunos aliados fuera del país.

Maduro no se mueve

Por la sospecha de que los camiones de ayuda introduzcan armas, cerró el ingreso por tierra de alimentos, medicamentos y otros bienes.

Maduro debe irse

La comunidad internacional deberá vigilar, con mucho celo, la rápida e incruenta salida de Nicolás Maduro del poder y la elección de una clase dirigente con vocación patriótica y capacidad de conducir la reparación del desastre económico y humanitario.