El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

El 2018 se define en las urnas de octubre

“El desempeño de la economía en 2018 dependerá críticamente del resultado de las elecciones legislativas de octubre”, dice Muñoz.

29-06-2017
Compartir

Por Alejandro Radonjic

“Más allá de los esfuerzos de la conducción económica, el desempeño de la economía argentina en 2018 dependerá críticamente del resultado de las elecciones legislativas de octubre. Una victoria de Cambiemos en Buenos Aires disiparía la incertidumbre de raíz política, allanaría el terreno para el avance de las reformas y dotaría de un sustento más sólido a la reactivación. Por el contrario, un triunfo de Cristina en la elección bonaerense provocaría un severo cimbronazo financiero que dañaría a la recuperación en curso y oscurecería inexorablemente las perspectivas económicas a mediano plazo”, dice Federico Muñoz en un informe difundido ayer entre clientes.

Muñoz no anda con pequeñeces. “La próxima elección legislativa de medio término adquiere una trascendencia inusitada para la marcha de la economía”, declara en el informe. “La llegada de Macri a la Casa Rosada fue considerada por muchos hombres de negocios (locales y extranjeros) como una anomalía o una aberración de muy improbable ocurrencia. Frente a la concreción de un evento tan inesperado, aguardan por una ratificación electoral del liderazgo macrista para evaluar la perdurabilidad de sus políticas económicas”, completa. Esa validación es tanto más necesaria por cuanto Cristina Kirchner también competirá en las elecciones. U

na hipotética victoria suya supondría que el ideario económico al que adhería (y aún adhiere) CFK “todavía concita respaldo popular y tendría chances de regresar a la Casa Rosada, lo que demostraría la fragilidad del actual ordenamiento”.

Por ello, explica Muñoz, es probable que el resultado de las elecciones de octubre (y en particular, el de los comicios bonaerenses) determine escenarios económicos binarios: perspectivas auspiciosas si se impone Cambiemos y se disipa el riesgo político, y un escenario mucho menos alentador si el oficialismo resulta derrotado y el Gobierno queda sin el capital político necesario para sostener las reformas económicas.

Según el informe, “el Gobierno enfrenta las elecciones bonaerenses con buenas perspectivas, a partir de la decisión de Cristina Kirchner de negar la disputa de la interna a Florencio Randazzo y competir por un nuevo frente, lo que propiciará una fuerte dispersión del voto opositor. (Esteban) Bullrich enfrentará a tres candidatos de raíz peronista: Cristina, (Sergio) Massa y Randazzo. Sus chances de triunfo frente al peronismo unificado eran dudosas, pero en este escenario de oposición fragmentada, creemos que el triunfo de Cambiemos en Buenos Aires ha pasado a ser claramente el escenario más probable”.

En definitiva, remata Muñoz, los distintos resultados electorales posibles en octubre terminarían planteando escenarios económicos netamente divergentes para 2018. Uno optimista, y según él más probables, “en el que Cambiemos triunfa en las elecciones bonaerenses, se disipa la incertidumbre sobre la gobernabilidad y el Gobierno se asegura el capital político necesario para avanzar con su agenda de reformas”. En tal caso, la recuperación económica iniciada a fines de 2016 se consolidaría e iría ganando solidez y sustentabilidad durante el año entrante.

Por el contrario, hay un escenario pesimista en el que Cristina derrota a la fórmula bonaerense de Cambiemos, “provocando un verdadero terremoto en el escenario político nacional”. Allí,  “el consecuente deterioro de las expectativas se traduciría en un rápido aumento del nerviosismo financiero, un nuevo acortamiento del horizonte de decisiones y un severo enfriamiento del nivel de actividad”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés