El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Viejos problemas, nuevos desafíos con Brasil

14-10-2016
Compartir

El intercambio comercial con Brasil es, desde hace al menos dos años, la principal fuente de preocupación de los industriales argentinos. Aunque los analistas a ambos lados de la frontera e incluso los propios presidentes, Michel Temer de Brasil y Mauricio Macri de la Argentina, subrayan el perfil estratégico de la relación entre los dos países, lo cierto es que el momento económico que atraviesan los socios mayores del Mercosur va en paralelo, pero sin embargo, los problemas afloran por el llamado “canal comercial”.

Es que el intercambio de bienes transables entre los dos países es el emergente de notorias diferencias de competitividad, de escala entre los dos mercados, y hasta de una estructura productiva que en algunos segmentos es complemetaria pero que en otros es claramente competidora.

Un informe de la consultora Ecolatina analiza la relación bilateral en términos semejantes a los expresados hasta aquí, al tiempo que destaca las oportunidades y desafíos que entraña la relación de Argentina con Brasil. “Más allá del paralelismo entre ambos países, el escenario actual toma relevancia por la fuerte correlación entre las economías, y si bien los canales de interrelación van en ambas direcciones (lo que ocurre en el país vecino tiene impacto sobre la actividad local, y viceversa), desde el plano estrictamente comercial Argentina tiene una mayor dependencia de lo que sucede en Brasil”, afirma el documento.

Relación compleja

Para explicar la asimetría existente en materia comercial, Ecolatina apela a las estadísticas. Mientras nuestro país ocupa “el tercer puesto en el intercambio que mantiene este país con el resto del mundo (detrás de China y Estados Unidos), Brasil es nuestro principal socio, representando alrededor del 25% del intercambio comercial argentino”. En cuanto a las ventas externas, afirma la consultora, “Brasil adquiere el 20% de nuestras exportaciones, en tanto Argentina es el cuarto destino de las colocaciones brasileñas, representando sólo el 7% de las mercancías totales enviadas por el país al resto del mundo”. Se destaca, por lo demás, el peso que tienen las exportaciones a Brasil en manufacturas de origen industrial, un rubro que aporta el 40% de las exportaciones a ese país.

Sin embargo, Ecolatina aclara que tras varios años en que Argentina perdiera terreno en el comercio de Brasil, “en lo que va de 2016 la participación de las exportaciones argentinas en el país vecino, aunque en el margen, volvió a aumentar”. Pero advierte que la relación bilateral “está lejos de ser lo suficientemente dinámica como para generar beneficios mutuos”.

El análisis de los datos de este año indican que pese a la mejora de la competitividad cambiaria ? sostiene Ecolatina? la crisis de Brasil sigue impactando con mayor fuerza sobre nuestras ventas. “Este fenómeno resalta la importancia de la situación económica de nuestro principal socio comercial y cómo su recuperación se vuelve una variable clave para definir las posibilidades locales de crecimiento”, concluye.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés