El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 20°C

Siderúrgicas de América Latina contra China

27 octubre de 2016

A un mes y medio de la sesión en la que deberá decidirse el reconocimiento de China como economía de mercados, las principales compañías siderúrgicas de la región, nucleadas en la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) difundieron ayer una Carta Abierta, dirigida a los Jefes de Estado y de Gobierno de esta parte del continente en la que les piden que no otorguen ese estatus al gigante asiático. El argumento principal es transmitir la difícil coyuntura que atraviesan las empresas de esta industria y el impacto que esa medida tendría en la actividad, con efectos nocivos sobre el empleo de cuatro millones de familias.

En vísperas de la XXV Cumbre Iberoamericana, que reunirá a presidentes y ministros en Cartagena de Indias, la bella “ciudad amurallada” localizada en el Caribe colombiano, las asociaciones siderúrgicas de la región alertan “con sentido de urgencia la difícil situación” de esta industria, una realidad que tiene como trasfondo la sobreproducción de China, que en la actualidad representa el 50% del total a nivel global.

Desde el agrupamiento empresario cuestionan la política de incentivos a esta industria por parte de China, que según las siderúrgicas de la región basa su crecimiento en el dumping (exportar por debajo del precio de producción en el país de origen), y con un régimen de subsidios que termina siendo una competencia desleal. En la actualidad China enfrenta 260 denuncias por dumping ante la Organización Mundial de Comercio.

En Argentina, el presidente de Grupo Techint, Paolo Rocca, pidió en varias ocasiones durante el año que nuestro país actúe de acuerdo al marco continental de no reconocer a China como economía de mercado, al cuestionar las “distorsiones, subsidios e intervención del Estado que crean un plano inclinado”, dificultando la competencia de la industria local.

Exportar desempleo

Según Alacero, mientras la producción de acero en los países de América Latina creció entre 2000 y 2016 13,5% en volúmenes, la de China se incrementó un fenomenal 525% en el mismo período. Gracias a eso el Gigante asiático exporta en la actualidad 9,4 millones de toneladas de acero a Latinoamérica.

“En defensa del empleo latinoamericano, solicitamos a nuestros Gobiernos no otorgar a China el reconocimiento de economía de mercado”, destaca el documento, argumentando además, que el sector puede “crecer, competir, ser sustentable y continuar siendo una fuente de trabajo con reglas justas, claras y de aplicación a todas las empresas siderúrgicas a nivel mundial”.

Algunas de las empresas agrupadas en Alacero, que suscribieron el pedido, son Usiminas y Gerdau (Brasil), Acindar Grupo ArcelorMittal, Ternium Siderar y Tenaris Siderca (Argentina), Tenaris Tamsa, Ternium México y Altos Hormos de México (México) y Acerías de Colombia y Siderúrgica de Caldas (Colombia), entre otras. En total hay 49 compañías de 12 países de América Latina.

Para estas empresas la dura competencia con China se genera por “sus empresas propiedad del Estado chino, su estructura de subsidios, su capacidad productiva que supera por mucho su demanda interna, sus pérdidas financieras crecientes y su conducta comercial desleal que no se ajusta a las reglas internacionales de comercio. En síntesis, China exporta desempleo”, concluye la Asociación latinoamericana del Acero. Estas apreciaciones y el comunicado oficial fueron el resultado del 57° Congreso Alacero, que se reunió ayer en Río de Janeiro.

“Las empresas privadas siderúrgicas y metalmecánicas no pueden competir contra el Gobierno chino, porque China no es una economía de mercado”, enfatizaron representantes de las entidades del acero a nivel regional.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés