El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C

Según un estudio, las comisiones que cobran las tarjetas son altas

Un reciente informe de la consultora Focus Market muestra que la relación entre los comercios y las tarjetas es bastante compleja.

01-09-2016
Compartir

por Florencia Barreiro

La polémica por las altas comisiones que cobran las tarjetas de crédito se puso aún más caliente cuando el Gobierno plantó su posición y advirtió que la empresa Prisma, propietaria de Visa Argentina, podría ser sancionada con $150 millones de multa por abuso de posición dominante. Prisma tiene entre sus accionistas a 14 de los bancos más importantes del mercado financiero local.

Un reciente informe de la consultora Focus Market muestra que el entramado actual de la relación entre los comercios y las tarjetas es bastante complejo y que es bastante difícil de modificar si no se cambia o se regula la situación de las emisoras de tarjeta.

Visa concentra 58% de participación, monopoliza el mercado y controla el porcentaje de comisión en la operatoria minorista. MasterCard, el segundo jugador, apenas ostenta 11% de la torta, seguido por American Express con 10% y Tarjeta Naranja con 9%.

Para el comercio minorista tradicional el sistema electrónico de pago tiene un costo elevado porque debe pagar 3% a las emisoras de tarjetas y 1,5% en el caso de débito. Si se la compara con la región, la comisión es realmente alta: en España es del 0,3 %, en Perú 1,5%, en Brasil 1,3% y en Estados Unidos menos del 1%. El promedio mundial oscila entre 0,75 % y 1%.

En este sentido, CAME impulsa el proyecto que obtuvo dictamen favorable en el Senado que sostiene que la comisión por las ventas con tarjeta de crédito pasaría a 1,5% y la de operaciones con débito bajaría de 1,5% a 0%. Si la comisión de tarjetas se redujese, los comercios se ahorrarían $ 8.600 millones, según la entidad, en un contexto de caída de casi 7% de las ventas en lo que va del año.

Precios con abuso

En este entorno de comisiones y arreglos entre partes en un mercado sin competencia, uno de los casos más emblemáticos del mercado local es el del Plan Ahora 12. Si bien es exitoso y estimula el consumo, el Gobierno cree que alienta una situación de formación de precio y de inflación: generalmente, las 12 cuotas sin interés tienen implícito el abuso de las emisoras de tarjetas. Esto afecta, además, al consumidor que paga el mismo producto en efectivo. Vale recordar que los comercios no están habilitados para ofrecer un descuento con el pago cash. El precio debe ser exactamente el mismo la según lo dispone la Ley 25.065 de Tarjetas de Crédito.

Tal como lo explica Focus Market, en estos casos “los comercios pagan un interés del 10% a las tarjetas, que se suma a los impuestos y al costo de 3% que cobran las emisoras por operación”. De esta manera, cobran la compra a las 48 horas. Aunque también pueden optar por pagar 8% y cobrar a los 10 días hábiles. Según la consultora, el plan incentiva el consumo pero desincentiva al sistema financiero a dar crédito a la inversión “ya que en el consumo gana 20 veces más que en la economía productiva”.

Opciones

¿Cuáles son las opciones para reducir las comisiones? La más inmediata sería ofrecer un descuento por pago en efectivo. “Pero esto competiría contra la formalización de la economía por lo cual no lo van a hacer”, asegura German de Pace de Focus Market.

Otra posibilidad, señalada en el informe del a consultora, sería incentivar descuentos en los pagos con débito para revertir los incentivos de comisiones entre un medio y otro. Y una tercera, sería bajar las comisiones de tarjeta ? tal como propone CAME- y fondear al sistema durante seis meses hasta que alcance el mismo nivel que antes de la rebaja. “Más comercios estarían dentro y el sistema multiplicaría rápidamente el volumen por fuera del Ahora 12”, afirma Focus Market.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés