El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 8°C

¿Se marchitan los brotes de la construcción?

17 noviembre de 2016

por Florencia Barreiro

El referente de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, dijo que la situación del sector es “angustiante” y volvió a poner en cuestión la reactivación de un segmento clave de la economía y especialmente de la industria. Martínez dijo, en declaraciones a Radio Diez, que hay 60.000 desempleados directos de la construcción y otros 30.000 trabajadores independientes que tampoco tienen trabajo.

“A la gestión pública le falta gestión, porque no se quiere firmar la continuidad de los trabajos y las partidas presupuestarias no salen de las áreas correspondientes”, resaltó el dirigente que el viernes participará de la marcha convocada por la CGT y los movimientos sociales para pedir la aprobación de la ley de Emergencia Social.

Los números más recientes muestran efectivamente que la situación es bastante delicada. Los despachos de cemento portland -un indicador que funciona como termómetro- sumaron en octubre 931.700 toneladas al mercado interno, lo que supone una caída de 6,9% respecto a septiembre y de -18,3% frente al mismo mes de 2015. El índice Construya- que incluye otros insumos- también se desaceleró el mes pasado 0,8%.

“Es un año muy malo para la construcción y está costando la llegada del brote verde”, afirma Martín Polo, el economista de Analytica. “En el primer semestre hubo una caída fuerte de la obra pública, pero lo que más preocupa hacia adelante es el parate de la obra privada”. El analista vaticina un escenario favorable del gasto público destinado a nuevos proyectos de infraestructura. Pero presupone incertidumbre frente a la posibilidad de que arranquen nuevamente los emprendimientos privados.

Pablo Lara, Director de Estrateco Consultores, señala en el informe mensual de Construya que los números negativos actuales están relacionados con la elevada base de comparación con estos meses del 2015, que tuvieron una fuerte actividad dentro del mejor año de la historia para el sector. Y destaca además la recuperación de 1,8% del nivel de ocupación formal durante agosto en relación a julio.

Claves privadas

Hay cierto consenso de que el empuje de la obra pública va a llegar tarde o temprano. Aunque está claro que hubo en los primeros meses un reordenamiento, en lo que resta del año y principio del próximo debería activarse con fuerza. Por lo menos, las licitaciones están tomando envión: en octubre se licitaron 12 obras por día hábil, según el relevamiento de C&T Consultores.

Pero para explicar el hasta ahora poco dinamismo del sector privado de la construcción, los analistas mencionan tres puntos clave. El primero de todos, se relaciona directamente con el costo de la construcción: en dólares está en niveles récord de entre US$ 1000 y US$ 1500 el metro cuadrado. Los últimos datos del Indec revelan que en lo que va del año, el costo de la construcción se disparó en pesos 29,7%, con alzas del 23,5% en materiales, 31,5% en mano de obra, y 46,1% en gastos generales relacionados con servicios que se prestan en la actividad. Octubre fue un mes con alzas -(+4,8% interanual)- porque la mano de obra mostró una recomposición de 7,1%.

El segundo punto a considerar es el crédito. A pesar de que los créditos hipotecarios, con el nuevo sistema de Unidades de Vivienda, prometían traccionar un nuevo nicho de la obra privada, por ahora no se ven resultados concretos. Quizás este sea uno de los motores del 2017 pero por ahora la financiación sigue siendo un obstáculo.

La tercera cuestión que explica el parate es el cambio del perfil inversor. Si bien el blanqueo genera esperanzas para los próximos meses, el ladrillo dejó de ser un activo valorado por los inversores. “Ahora tienen otras alternativas de inversión “, dice Polo. “El ahorro no va directamente a proyectos inmobiliarios”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés