El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Rueda de negocios entre Mendoza y Chile

En un encuentro sobre encadenamientos productivos, representantes de ProChile y ProMendoza acordaron salir juntos a los mercados.

12-08-2016
Compartir

La consigna es simple: cómo potenciar la integración productiva a partir de las coincidencias e incrementar el flujo comercial entre ambos países. Lo que subyace como opción de máxima es trabajar para conquistar juntos el apetecible mercado asiático. Medio centenar de empresas mendocinas y un número semejante de compañías chilenas participaron ayer en la ciudad de Mendoza de la Macro Rueda de Negocios y la Reunión de Encadenamientos Productivos, con el objetivo de fortalecer el comercio bilateral y afianzar la estrategia de llegar juntos al Lejano Oriente.

Gabriel Fidel, titular de ProMendoza y uno de los organizadores del evento, destacó que una meta es incrementar el comercio entre Chile y Mendoza en un programa de Encadenamiento Productivo “en el que buscamos la integración de empresas y generar un vinculo para poder producir y vender más”. La estrategia es lograr cadenas de valor entre empresas de ambos países que puedan aprovechar las puertas abiertas que hoy tienen Chile a mercados sofisticados, aprovechando la escala que pueden alcanzar compañías mendocinas.

“Hoy Chile tiene muchos accesos a mercados pero su producción no le alcanza para poder satisfacer toda esa demanda. Es por eso que estamos aprovechando ese espacio para que nuestras empresas puedan vender más”, señaló Fidel.

Sinergias

José Octavio Bordón, embajador argentino en Chile, apuntó que si bien los encadenamientos productivos “no son una novedad conceptual, sí es una novedad que este proyecto haya nacido de gente joven con organizaciones no gubernamentales como un trabajo conjunto”.

En este punto, el diplomático subrayó la voluntad de cambio de Andrés Rebolledo, director general de Relaciones Económicas Internacionales, el máximo cargo de comercio del país vecino, para incluir el tema de los encadenamientos productivos “con una visión que va mucho más allá del mero hecho de vender materia prima, sino el potenciamiento de nuestros mercados bilaterales y competir en la región”. “El hecho de que Chile comience a encadenarse en Mendoza es un reconocimiento a que somos los que estamos mejor preparados y con mejor cercanía para lograrlo”, agregó Bordón.

Por su parte, Rebolledo consideró que la idea “es concebir proyectos conjuntos de manera de salir colectivamente a mercados particularmente asiáticos, que es donde Chile tiene construida una red comercial, acuerdos y ventajas comparativas y rebajas arancelarias”. Si bien este acercamiento se dio primero con Mendoza, casi un mercado natural para los chilenos, el país trasandino proyecta repetir la experiencia “en Neuquén y probablemente en Córdoba”, adelantó Rebolledo.

Algunos sectores con potencial para el encadenamiento productivo son alimentos en general, algunos proyectos del sector vitivinícola o bien segmentos de la agricultura primaria, que pudieran elaborarse en Chile y convertirse en bienes agroindustriales para salir hacia otros mercados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés