El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

La industria textil reclama más protección

Aumento de las importaciones, caída del consumo interno, inflación y presión tributaria explican la realidad que vive el sector textil.

18-08-2016
Compartir

Empresarios de la cadena industrial textil e indumentaria están muy preocupados por la caída del nivel de actividad, el mayor ingreso de productos importados y la pérdida de competitividad por vía cambiaria, inflacionaria y la presión tributaria. El último informe de la Unión Industrial Argentina afirma que “la producción textil se mantuvo durante el primer semestre del año” en niveles semejantes a 2015, “sin embargo, el sector registra caídas en los volúmenes en las ventas y mayores acumulaciones de stocks”.

Los industriales reconocen que el Gobierno intenta proteger a este sector mano de obra intensiva con herramientas como las Licencias No Automáticas (LNA), pero afirman que no alcanza y que como en los mercados más sofisticados (EE. UU., Europa) se requiere la aplicacación de medidas paraarancelarias (fitosanitarias, normas técnicas, investigaciones antidumping).

A fines de 2015 la industria textil e indumentaria perdió la protección que suponían las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI) y si bien el Gobierno dispuso, en su reemplazo, un sistema de monitoreo de productos importados (SIMI) y fortaleció el mecanismo de LNA, en la práctica el mercado local se vio inundado en el primer trimestre del año por un gran volumen de mercadería correspondiente a DJAI que estaban frenadas y que se aprobaron todas juntas.

La devaluación del peso también favoreció el ingreso de productos importados que terminan por sustituir a la producción nacional. Desde la Fundación Pro-tejer advierten que en los primeros seis meses del año la importación de telas e insumos textiles (hilados, telas planos, telas de punto, ropa, sábanas, toallas) creció un 21% interanual en cantidades (21.000 toneladas), mientras que el ingreso de ropa y productos terminados aumentó 50% en volumen.

Apertura vs. proteccionismo

“El mundo está yendo a eliminar las normas arancelarias y hacia las normas técnicas, cualquier país desarrollado tiene hoy, en todos los sectores y el textil en particular, un sinnúmero de normas técnicas que complementan la administración de los flujos de administración de comercio”, señala Jorge Sorabilla, presidente de la Fundación Pro-tejer. El ejecutivo aclara, no obstante, que “en Argentina no tenemos una sola norma técnica, la única norma administrativa vigente es la LNA”.

Consultado sobre el nivel de protección a la industruia que ofrecen las LNA, Sorabilla considera que “resulta insuficiente en un mundo que es vendedor y presiona por meter sus saldos productivos en otros países”.

Desde la Cámara Industrial Argentina de Indumentaria recelan del sistema “puerta a puerta” que acelera la contracción en el sector textil “porque incorporan de US$ 3.000 a 4.000 millones” al mercado local. La preocupación se orienta especialmente a la ropa que llega desde China. Frente a ello, piden “una política de incentivos para recuperar el mercado interno”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés