El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C

La industria cayó 7,3% en septiembre, según el Indec

01 noviembre de 2016

por Mariano Cúparo Ortiz

La industria cayó 7,3% en septiembre, en comparación con el mismo mes del 2015, lo que representa la segunda peor caída en lo que va del año, según los datos del Estimador Mensual Industrial (EMI), publicado ayer por el Indec.

De esta forma, septiembre vuelve a mostrar un empeoramiento en línea con los últimos datos publicados por FIEL y Orlando Ferreres y Asociados, entre otras consultoras privadas que afirman que aún no se tocó piso en la recesión. La caída acumulada para lo que va del año es de 4,6%.

Es interesante notar que la caída de agosto registrada por el EMI había sido de 5,7%, bastante menor al 7,3% de septiembre.

Eso permitía pensar, en un 2016 que sólo registro caídas (excepto en enero), que se había tocado piso y que en adelante las retracciones fueran cada vez menores. Eso, de la mano con una actividad económica global que también dio alguna señal de piso en agosto, pero que también parece estar volviendo a caer más rápido en septiembre.

La semana anterior FIEL publicó su Indice de Producción Industrial (IPI) de septiembre que, tal como se dijo, ya había adelantado esta difícil coyuntura que parece negar el piso y la expectativa de ya estar viendo el comienzo del rebote de cara al 2017. El IPI de FIEL dio -8% para el interanual de septiembre y un intermensual desestacionalizado de -2,6%. Por su parte, el IPI de septiembre de Orlando Ferreres y Asociados dio una merma interanual de -4,7% y un intermensual desestacionalizado de -0,4%. Ambos habían dado intermensuales positivos en agosto, lo que anunciaba, en aquel momento, el ahora negado fin del empeoramiento.

Mercado interno

Tras un agosto especialmente auspicioso para la producción de carnes rojas y blancas, que en ese mes lograron crecer por única vez en lo que iba del año, septiembre volvió a mostrar retracciones en ambos sectores y están relacionados con el mercado interno. Tras un agosto con crecimientos de 3,6% y 3,9%, las carnes rojas y las blancas cayeron en septiembre 8,8% y 1,2%.

Siempre con el mercado interno como principal explicación (aunque también cayeron las exportaciones a Brasil), los lácteos, que vienen teniendo un año de permanentes mermas, volvieron a caer, esta vez al 12%. Bebidas dio una baja de 9,5%. Con todo, la industria de alimentos tuvo una retracción de 5,9% en septiembre y llegó a un acumulado de -1,9% en los primeros nueve meses del año.

El sector textil, por su lado, volvió a mostrar una importante caída, de 12,1%. En este caso también está fundada en un retraído mercado interno que impulsa muy hacia abajo a los hilados de algodón, que dieron -20,5%. Los tejidos dieron -5,6%.

Detergentes, jabones y productos personales mostró una caída de 28,9% basada también en el mercado interno. Aunque el sector químico en general mostró un crecimiento de 1,4%, de la mano de los agroquímicos que lograron crecer 61,6%.

Los automóviles

Otro sector que había dado una buena señal en agosto fue el automotriz, que había dado una caída de 7,2% (en julio había sido de 12,2%). Ese freno en el ritmo de retracción se revirtió en septiembre, que volvió a registrar un profundo deterioro, esta vez de 22,5% y que llevó al acumulado del año a -13,8%.

Los minerales no metálicos declinaron 8%, de la mano del -9,5% que dio la producción de cemento (acumulado de -11,4%). Este dato está totalmente relacionado con la caída importante que volvió a mostrar la construcción en agosto, que llegó a -13,1%, también tras un agosto auspicioso.

Teniendo en cuenta esos importantes desempeños negativos (el -22,5% de las automotrices y el -13,1% de la construcción), se puede ayudar a explicar la nueva declinación de los metales básicos, que dieron -23,1%, con un acumulado de 1,2%. Este pésimo resultado se da principalmente por la siderurgia, que dio -27,8%, con un acumulado de 18,4%.

Las expectativas

La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 63,6%, un número que sugiere que queda camino para recorrer antes de que se produzca un repunte de la inversión.

En la encuesta a industriales que el EMI realiza todos los meses, el mes pasado sólo el 24,6% de los entrevistados preveía una baja del consumo interno para los meses siguientes y ahora ese número se incrementó al 27,2%. Por el lado de las exportaciones, el mes pasado el 28,1% esperaba un incremento y ahora ese número se redujo al 24,6%.no logra exhibir brotes verdes en sus indicadores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés