El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

“Es el primer Gobierno que bajó impuestos”

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, destacó las acciones implementadas por el Ejecutivo para acompañar a las empresas.

26-08-2016
Compartir

El clima en el Hotel Alvear durante una nueva convocatoria del Consejo de las Américas, estaba impregnado aún por cifras y análisis sobre los problemas en el mercado de trabajo, el bajo nivel de la tasa de empleo formal (41%), la caída de la actividad y la perspectiva de crecimiento en el mediano plazo. En eso le llegó el turno de subir al estrado al ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, y dejó un mensaje esperanzador.

“En el último trimestre va a haber claramente un cambio, con una perspectiva de crecimiento de 4 o 5% para 2017”, luego de un tercer trimestre que “todavía es de transición”, detalló el titular de la cartera productiva. Con una mirada optimista, pronosticó que “va a bajar la inflación; va a empezar la obra pública; va a haber una acumulación de inversiones; la cosecha récord va a ser muy importante y en Brasil, hacia donde va el 50% de lo que se exporta en la Argentina, paró la caída y empezó a vislumbrarse una recuperación”, consideró el ministro.

Batería de medidas

Pero quizás el punto saliente de su intervención fue cuando se refirió a los problemas de competitividad de la economía argentina y muchos sectores productivos. Para Cabrera generar empleo de calidad y cuidar los actuales depende de la solución que se dé a los serios problemas de productividad y competitividad del país.

“Tenemos algunos sectores muy competitivos, como el campo y los servicios de valor agregado (en 2015 exportaron por US$ 7.000 millones), y otros más sensibles, vulnerables a una eventual apertura de la economía”, reconoció el titular de la cartera productiva. En ese sentido, se explayó sobre los planes en ejecución a favor de las pequñas y medianas empresas y los emprendedores, las medidas de fomento a las exportaciones, el incremento de la producción energética, y la mejora de la infraestructura en distintos sectores, como el de comunicaciones.

Menos impuestos

En cuanto a los incentivos ofrecidos por el Gobierno, Cabrera recordó que “éste es el primer gobierno que bajó impuestos, con las retenciones a las exportaciones, y la Ley de Pymes, que redujo el Impuesto a las Ganancias, el impuesto al cheque y la Ganancia Mínima Presunta”.

Pero sin dudas, no alcanza con eso, por lo que el ministro estimó que es prioritario “reducir el costo de capital para beneficiar a las empresas, especialmente pequeñas y medianas, para lo que hay que profundizar el mercado de capitales y el financiero”, una asignatura pendiente en el país.

En este capítulo, no olvidó mencionar otras cuestiones de relevancia, aunque de más largo plazo, como la mejora del capital humano, los costos asociados a la litigiosidad y la “baja de la presión impositiva, para lo cual hay que hacer una modificación tributaria fuerte”, enfatizó”, pero destacó que “lo que falta es el desarrollo del Plan Productivo Nacional”.

En el mientrastanto, Cabrera valorizó ante el Consejo la necesidad de profundizar la apertura comercial a partir de acuerdos con nuevos mercados y recordó que hoy nuestro país tiene acuerdos vigentes con países que representan el 10% del PIB mundial, mientras que países como Chile tiene tratados con países que explican el 90% del producto bruto global. Pese a ello, el ministro se entusiasma con el futuro del Mercosur y que la alianza estratégica con Brasil “sea una plataforma competitiva que gane nuevos mercados”.

Cabrera completó el panorama asegurando que “una mayor integración al mundo es un índice de mayor normalidad”, que completará la secuencia iniciada con “una macroeconomía responsable, lo cual incluyó el acuerdo con los holdouts, para que la Argentina entrara en el contexto del mercado del crédito internacional”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés