El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

El acuerdo de la OPEP aún no se concreta

29-11-2016
Compartir

Los equipos técnicos de los países miembro de la OPEP llegaron ayer a Viena para intentar acordar la letra chica del programa de reducción de la producción petrolera preacordado en Argelia en septiembre. Sin embargo, con Rusia reticente a recortar su oferta y con todavía muchas diferencias entre los países parte de la organización, la posibilidad de que no exista acuerdo comenzó a ser factible en los últimos días.

En una reunión informal en septiembre, los países miembro de la organización habían acordado reducir su producción a entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios, frente a los 33,54 millones actuales, con el objetivo de estimular los precios, que cayeron de más de US$ 100 por barril a cerca de US$ 45 en los últimos dos años.

No obstante, la principal disidencia se da por cómo determinar las cuotas de reducción que deberá afrontar cada país. Centralmente, Irán puja por una menor severidad en lo que le toca a sí mismo, dado que todavía está intentando recuperar parte de su cuota dentro de la producción agregada de la OPEP, que perdió tras las sanciones que le impuso Estados Unidos. De la misma manera, Irak también está en mínimos históricos de participación dentro del mercado. Mientras tanto, Arabia Saudita brega por que los recortes sean similares para todos los países, lo que consolidaría su posición dominante en el mercado global.

Por otra parte, las negociaciones con los países no integrantes de la OPEP se congelaron en los últimos días luego de que Arabia Saudita se retirara de la mesa de conversación programadas para ayer ante la negativa de Rusia a recortar su producción y su propuesta, en cambio, de congelarla a sus niveles actuales. “No es beneficioso asistir a la reunión con productores no OPEP antes de que se hagan las reuniones al interior de OPEP y se decida si se llevará adelante un recorte de la producción o no”, manifestó el ministro de Energía saudita, Khalid Al-Falih, abriendo por primera vez la posibilidad a que se cayera el acuerdo. “Esperamos que la demanda se recupere en 2017 y los precios se estabilicen, y eso sucederá con o sin la intervención de OPEP. Recortar la producción no es el único camino”, agregó en lo que algunos analistas consideraron una estrategia de negociación.

“Arabia Saudita e Irán están utilizando tácticas de negociación muy fuertes. El programa de Arabia Saudita es que no estamos más en los '80 o '90, cuando podía usar su poder de fuego y esperar que todos lo siguieran. Hoy, miembros como Irán e Irak son igualmente fuertes y su agenda consiste en asegurarse que logren una mayor cuota del mercado”, describió el analista jefe de Energía en Natixis S.A. a Bloomberg.

En cambio, los ministros de Energía Noureddine Boutarfa y Eulogio del Pino, de dos de los países con cuentas públicas más ajustadas (Algeria y Venezuela, respectivamente) viajarán hoy a Moscú para intentar convencer a Rusia de sumarse a las negociaciones en Austria.

Los propósitos de alcanzar un acuerdo continuarán hoy con una nueva reunión de los equipos técnicos y mañana con la presencia de los ministros de los países miembro.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés