Costos en alza y menor actividad

La caída del consumo y el impacto en la actividad caracterizan la primera parte del año en la industria de la construcción.

31-05-2016
Compartir

Los datos duros que llegan desde la industria de la construcción son, ciertamente, preocupantes. El consumo de cemento se desplomó 27,6% en abril, según el último informe de coyuntura de la construcción, que elabora el Instituto de Estadísticas y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric). Esto se da en un contexto de caída también del consumo de otros insumos e incrementos en la mayoría de los rubros superiores al 8%. “Para dar cuenta del bajo nivel de actividad que eso supuso, es necesario retrotraerse hasta el año 2007 para encontrar un mes de abril con menor volumen de consumo de cemento”.

Al respecto, el informe del Ieric sostiene que los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) mostraron en abril una marcada contracción del nivel de consumo, superior “a la verificada en los momentos más álgidos de la crisis financiera internacional que se desatara a finales de 2008 y principios de 2009”, no obstante, hay que recordar que en abril se registró una sucesión de días de lluvia en gran parte del país, un factor climático que incide de forma determinante en esta actividad.

En el acumulado del primer cuatrimestre, el consumo de cemento tuvo un retroceso del 13,7% interanual, alcanzando una utilización total de 3,3 millones de toneladas, “el volumen más bajo desde el año 2010”, aclara el Ieric. En cuanto al consumo por tipo de envase, se advierte que la caída en consumo de cemento a granel casi triplicó a lo comercializado en bolsa, en un contexto en el que el consumo a granel ya venía de un retroceso en el último trimestre de 2015. El dato es relevante por cuanto el cemento no fraccionado se destina obras de cierta envergadura, mientras que el consumo en bolsa está orientado a reformas domiciliarias u obras de menor porte.

Interior profundo

Por otra parte, un recorrido por las diferentes provincias indica que la caída en el consumo de cemento y otros insumos fue mayor en los distritos menos poblados, donde el impacto de la obra pública es mayor. Ante una desaceleración de la inversión en este rubro, que se advierte desde mediados de 2015, provincias como Chaco, La Rioja o San Luis registraron caídas superiores al 20% en el primer trimestre del año.

En línea con estos indicadores de cemento, el Grupo Construya destaca que el despacho de otros insumos también describe una fuerte caída. El índice registra un retroceso de 22,3% interanual en abril, el bajón más profundo desde 2008. El relevamiento recoge datos de marzo y releva un amplio abanico de productos, tales como ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

En la comparación entre abril y marzo de 2016 el retroceso es mucho menor, 47% en términos desestacionalizados. Otro tanto ocurre si se analiza el nivel de actividad. Hay que remontarse hasta 2009 para encontrar un mes de abril con registros más bajos.

Cuestión de costos

Desde el Ieric se apunta que el índice elaborado por la Cámara Argentina de la Construcción sobre el costo de un edificio tipo en la Capital Federal experimentó en abril un salto del 8,1% mensual, con lo cual “la variación acumulada en el primer cuatrimestre ascendió al 15,5% interanual”. El capítulo que más impacta en el tema costos es el acuerdo salarial que se firmó en abril (ver El empleo cayó?.).

Además, en cuanto a los materiales se registró un incremento al pasar de 1,6% en marzo al 1,9% en abril. Por otra parte, por primera vez desde noviembre pasado, durante el mes de abril el índice medido en dólares tuvo una variación positiva del 12,3% respecto del mes anterior, reseñó Ieric.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés