DDHH

Un argentino en medio de la disputa entre EE.UU. y China

El embajador Federico Villegas Beltrán presidirá el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y EE.UU. quiere que condene a China

Un argentino en medio de la disputa entre EE.UU. y China
07-01-2022
Compartir

Durante 2022, por primera vez en la historia, Argentina, a través del embajador Federico Villegas Beltrán, presidirá el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. 

Creada en 2006, dicha entidad no tiene la misma jerarquía que el Consejo de Seguridad o el Consejo Económico Social, aunque ha aprobado importantes resoluciones condenando los abusos en Afganistán, Burundi, Eritrea, Etiopía, Myanmar, Sudán y Siria. 

Sin embargo, como sucede con la ONU en general, sus resultados son poco consistentes debido a su composición. Conformada por 47 países, no existe una normativa que permita excluir a aquellos que obran en contra de los principios del consejo

Por ejemplo, en 2022 formarán parte del mismo Bolivia, Cuba y Honduras, tres países en donde en los últimos años se han denunciado violaciones por parte de las autoridades. Así, esta situación termina politizando algunas decisiones, como es el caso de China, la cual nunca ha sido criticada.  

Sin dudas, esto último será el mayor desafío que deberá enfrentar Villegas Beltrán, ya que en los últimos años las denuncias contra el Gigante Asiático han ido en aumento. Por un lado, está Hong Kong, donde poco a poco China ha ido erosionando las libertades civiles. 

Por el otro, está el caso de la región de Xinjiang, el cual genera gran tensión entre Estados Unidos y China. Según diversas ONGs, más de un millón de personas, en su mayoría uigures, se encuentran atrapados en campos de trabajo forzoso. 

Durante su campaña electoral, Joe Biden dijo que los derechos humanos serían una de las banderas de su política exterior y por ello resultaría muy difícil recomponer las relaciones con China.

  • Por ello, EE.UU. clasificó las acciones chinas en Xinjiang como un “genocidio” y está liderando un “boicot diplomático” para los próximos Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán a partir de febrero en Pekín. 

El problema para Villegas Beltrán es que EE.UU. se reincorporó al bloque tras la decisión del expresidente Donald Trump de abandonarlo en 2018 por las repetidas críticas a Israel.   

El año pasado, EE.UU. obtuvo un escaño en el consejo por un período de tres años a partir de 2022, el cual será ocupado por la embajadora Michèle Taylor, aunque aún resta la confirmación del Capitolio.

Así, se cree que Washington aumentaría la presión sobre China, que también posee un asiento en el consejo, lo que podría desembocar en un nuevo conflicto entre estas potencias. 

  • Entre muchos de sus objetivos, se espera que Estados Unidos exija que Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, pueda acceder a Xinjinag. Además, lo logre o no, le pedirá a Bachelet que presente su tan esperado informe al respecto. 

Sin embargo, la gran cuestión es si la administración de Biden intentará avanzar con una resolución en contra de China, algo inédito hasta el momento. Por un lado, uno de los problemas para lograrlo es que Pekín es conocido por amenazar a sus pares que la critican y ofrece diferentes tipos de ayudas, como préstamos e inversiones, si la respaldan.

Por el otro, teniendo en cuenta la ya mencionada composición del consejo, EE.UU. también corre el riesgo de que la tan ansiada resolución sea rechazada, fortaleciendo aún más a China. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés