El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 13°C
Elecciones

Peña versus Alegre: Paraguay elige a su nuevo presidente

El próximo domingo, casi 5 millones de paraguayos estarán habilitados para elegir al sucesor de Mario Abdo Benítez. Aunque en total habrá 13 fórmulas presidenciales, según los sondeos los máximos candidatos son el oficialista Santiago Peña y el opositor de izquierda Efraín Alegre.

Peña versus Alegre: Paraguay elige a su nuevo presidente
Damián Cichero 27 abril de 2023

Este domingo 30 de abril, más de cuatro millones y medio de paraguayos asistirán a las urnas para participar de unas históricas elecciones generales.

Los comicios representarán el octavo evento electoral nacional que se realiza en Paraguay desde que llegó a su fin la dictadura de Alfredo Stroessner.

Sin dudas, la votación más importante será la que se realice para elegir al nuevo presidente y sucesor de Mario Abdo Benítez. Sin embargo, los paraguayos también deberán elegir a 45 senadores, 80 diputados y 17 gobernadores. 

Un dato a tener en cuenta es que en Paraguay no hay segunda vuelta, por lo que el candidato que más votos obtenga se convertirá automáticamente en el nuevo mandatario: asumirá el cargo el 15 de agosto de este año y abandonará el poder en agosto de 2028, sin posibilidad de reelección. 

¿Quién sucederá a Abdo Benítez?

En total, habrá 13 fórmulas presidenciales. Pero los principales candidatos a convertirse en presidente de Paraguay son el oficialista Santiago Peña, del histórico Partido Colorado, y Efraín Alegre, de la coalición de izquierda Concertación para un Nuevo Paraguay. 

Peña, de 44 años, fue ministro de Hacienda de Abdo Benítez, mientras que Alegre, de 60 años, fue ministro de Obras Públicas del expresidente colorado Horacio Cartes (2013-2018), quien en los últimos meses ha sido duramente sancionado por Estados Unidos.

Justamente, Alegre es considerado candidato del "cartismo", una corriente que se encuentra enfrentada con la facción de Abdo Benítez. El líder opositor ha recibido el apoyo del expresidente Fernando Lugo, el único que logró derrotar, en los últimos 76 años, al Partido Colorado, fundado en 1887. Lugo gobernó entre 2008-2012, pero terminó destituido por la mayoría colorada. 

La mayoría de los sondeos vaticinan un empate técnico, con una leve ventaja para alguno de los dos candidatos, y todas coinciden en que "Payo" Cubas tiene casi asegurado el tercer lugar, aunque muy lejos de los primeros dos. 

El último sondeo de Atlas ubica primero a Alegre con el 38% y a Peña con el 36%. Sin embargo, una de las últimas encuestas de la consultora CBN le dio a Peña una intención de voto del 43,8% contra un 24,6% para Alegre. 

Un presente complicado

Más allá de quién se imponga en las elecciones del domingo, el nuevo mandatario deberá resolver varios problemas.

Tras la pandemia del coronavirus, la economía paraguaya se ha visto muy afectada y en 2022 su PIB apenas creció 0,1%, aunque las estimaciones para este año proyectan un alza del 4,2%.

Según el Banco Mundial, la pobreza es del 19%, mientras que la pobreza extrema ya alcanza al 5,2% de los paraguayos. A esto se suma que el país vecino cerró el 2022 con una inflación de más del 8%. 

Pero la buena noticia fue que, el año pasado, Paraguay cumplió en "términos generales" con las metas cuantitativas estipuladas con el FMI en un programa de dos años de apoyo técnico. 

Económicamente hablando, ambos candidatos se muestran a favor de incrementar la integración en el Mercosur y de concretar el acuerdo del bloque regional con la Unión Europea. 

La cuestión de Taiwán

Uno de los temas más llamativos de debate es qué posición asumirá la nueva gestión respecto a Taiwán. En 1949, la guerra civil china terminó con un triunfo del Partido Comunista de Mao Zedong sobre el Kuomintang, y los seguidores de este último decidieron refugiarse en la isla de Formosa. 

En este sentido, hoy en día Paraguay es uno de los 13 países en el mundo que reconoce formalmente a Taiwán como un país, lo que la priva de tener vínculos formales con China, ya que el Gigante Asiático considera a la isla como una provincia rebelde. 

Paraguay tiene vínculos formales con Taiwán desde 1957, pero Alegre ya confirmó que, si llega al poder, romperá las relaciones con el archipiélago: "Tenemos una posición crítica de la relación con Taiwán (...) Paraguay debe relacionarse con China. Nuestros intereses tanto en el sector ganadero como en el de granos sufren en este momento una pérdida muy importante". 

Por su parte, Peña prometió que los vínculos con Taiwán permanecerán intactos: "No visualizo un cambio. Defiendo la relación histórica con Taiwán". 

Según un informe de Embajada Abierta, el comercio entre Paraguay y Taiwán pasó de US$ 40 millones en 2018 a US$ 260 millones en 2022 (exportó cuatro veces lo que importó de la isla). Respecto a China, en 2022 el país sudamericano importó más de US$ 4.600 millones y exportó sólo US$ 22 millones.

Actualmente, Paraguay se encuentra entre los 10 mayores exportadores mundiales de carne vacuna y soja.

En los últimos años, mientras Paraguay mantuvo su relación con Taiwán, otros larompieron y establecieron lazos con China: entre ellos se destacan Costa Rica, Panamá, El Salvador, República Dominicana, Nicaragua y, desde de marzo, Honduras.

Washington complica las cosas 

Para Estados Unidos, América Latina es su "patio trasero". Por ello, históricamente se ha interesado por la región.

Respecto a la cuestión de Taiwán, y en el contexto de su conflicto global con China, para Washington es fundamental que Paraguay mantenga sus lazos con la isla. 

Por ello, en un reciente encuentro, el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, le pidió al canciller paraguayo, Julio Arriola, que "amplíe y fortalezca la relación con Taiwán".

Además, el funcionario norteamericano expresó su inquietud por el interés de China en el tramo paraguayo de la Hidrovía Paraguay-Paraná-Uruguay (1.600 km de vías navegables por Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay). 

Ante la presión, Arriola aceptó el envío de ingenieros militares estadounidenses a la región para formar parte del Proyecto del Plan Maestro para la Navegabilidad del Río Paraguay a fin de mejorar la navegación del Paraguay hasta su confluencia con el Pilcomayo.

Sin embargo, hay un asunto que mantiene más preocupada a la Casa Blanca y es el de la corrupción: a través de su Oficina de Control de Activos Extranjeros le impuso fuertes sanciones a Cartes y a su ex vice Hugo Velázquez.

El embajador estadounidense Marc Ostfield acusó a Cartes y a Velázquez de participar de "esquemas de corrupción", además de mantener vínculos con la organización terrorista islámica Hezbollah así como de sobornar a legisladores. 

Así, queda claro que, tanto por las cuestiones de corrupción como por la de Taiwán, quien gané en las elecciones del domingo deberá rendirle cuentas a Joe Biden y compañía. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés