El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Mercosur: nuevo desaire a la Venezuela de Maduro

Caracas fracasó en su intento de asumir la presidencia, tras la persistente oposición de Brasil, Argentina y Paraguay.

25-08-2016
Compartir

La alianza que une a Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela expuso ayer una grieta más en el marco de una de sus más profundas crisis que afronta desde su creación, en 1991. Luego de que Uruguay dejará el cargo de la presidencia a mitad de año, por orden alfabético ?sistema rotativo establecido por la alianza? es Venezuela el que debe asumir, acción que, a excepción de Uruguay, es impedida por el resto de los socios. Ayer, Venezuela convocó una reunión para establecer los pasos a seguir, reunión de la que participó únicamente Montevideo, única bandera que acompaña al país gobernado por Nicolás Maduro.

Según consignó el diario uruguayo El País, el gobierno de Tabaré Vázquez considera que jurídicamente no hay obstáculos para que Caracas asuma al frente del Mercosur. Los países que se oponen justifican que no se realizó el traspaso de puesto, hecho formal en el que se constituye el cambio de mando, y que Venezuela quiere asumir de forma automática, sin que estén dadas las condiciones básicas.

En el encuentro por el cual Venezuela quiso asumir a la presidencia del Mercosur, se detallaron los “lineamientos de Venezuela en su presidencia pro témpore”, expresados por el diplomático venezolano, en una declaración que dio junto al embajador de Bolivia, Benjamín Blanco. Bolivia tramita su adhesión plena al bloque.

Posturas

La semana pasada, en conferencia de prensa, el canciller brasileño, José Serra, manifestó que “Venezuela vive bajo un régimen autoritario, no democrático” y argumentó que “un país que tiene presos políticos no puede ser un país democrático”. Fue ante la visita del diputado opositor Luis Florido, cuando aseveró además, que Venezuela entró al bloque “por medio de un golpe”, recordando lo sucedido en 2012, cuándo Paraguay era suspendida del Mercosur, luego de que destituyera del cargo a su presidente, Fernando Lugo. Argentina, a través de la canciller Susana Malcorra, impulsa un colegiado del Mercosur hasta que asuma en enero próximo, un nuevo presidente.

En respuesta a sus detractores, Maduro respondió con severas declaraciones. Antes de la fallida convocatoria, sostuvo que “la presidencia pro tempore del Mercosur la estamos ejerciendo, más allá de las maniobras rastreras, miserables y ruines de la 'triple alianza', encabezada por el gobierno corrupto de Paraguay”. Y recordó: “Venezuela tiene la razón legal, tiene la razón moral, y seguirá ejerciendo la presidencia de Mercosur de manera digna, equilibrada y justa”. El martes, representantes de Brasil, Paraguay y Argentina analizaron varias opciones para resolver el conflicto y están próximos a elevar esas propuestas al resto de los miembros, según indicó El País. Según Rigoberto Gauto, diplomático paraguayo, “hubo bastante coincidencia” sobre la solución al conflicto, en la que se impondría la de Malcorra, es decir, una presidencia compuesta por Argentina, Brasil y Paraguay, por el resto del semestre.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés