El Economista - 70 años
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 10°C
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 10°C
Viaje polémico

La tensión entre Washington y Pekín se eleva por Taiwán

Nancy Pelosi planea visitar la isla de Formosa y desde el gigante asiático no se tomaron para nada bien la noticia

Aunque Washington no reconoce formalmente a Taiwán como un país, mantiene importantes vínculos y es su principal proveedor de armas.
Aunque Washington no reconoce formalmente a Taiwán como un país, mantiene importantes vínculos y es su principal proveedor de armas.
26-07-2022
Compartir

En plena guerra en Ucrania, más de un experto teme que un conflicto similar se desencadene entre China y Taiwán.

Desde hace años, Pekín reclama que la isla vuelva a estar bajo su mandato, mientras que Taipéi, apoyada por Estados Unidos, argumenta que nadie puede decidir sobre su soberanía.

Aunque las tensiones son comunes en la también conocida como isla de Formosa, principalmente por las incursiones de aviones militares chinos, las mismas se han incrementado en las últimas semanas debido a que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., estaría planeando visitar Taiwán en agosto.

Aunque Washington no reconoce formalmente a Taiwán como un país, mantiene importantes vínculos con el archipiélago y es su principal proveedor de armas.

El conflicto comenzó en 1949, cuando el Partido Comunista, liderado por Mao Zedong, derrotó al Kuomintang, cuyos representantes escaparon del continente y se refugiaron en Taiwán. Desde ese momento, y en plena lucha contra el comunismo, EE.UU. reconoció a estos últimos como el verdadero gobierno chino y le permitió ocupar un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. 

Sin embargo, en 1979, durante la Guerra Fría con la Unión Soviética, EE.UU. decidió reconocer como la “verdadera China” al gobierno continental a cambio de que Pekín rompiera definitivamente sus vínculos con Moscú.

Pero desde Washington no abandonaron a Taipéi: se firmó la Ley de Relaciones de Taiwán, la cual establece que "Estados Unidos pondrá a disposición de Taiwán los artículos de defensa y los servicios de defensa en la cantidad que sea necesaria para permitir que mantenga suficientes capacidades de autodefensa".

Volviendo a la actualidad, y a diferencia de otras ocasiones, desde China se han mostrado menos tolerables ante un posible viaje de Pelosi.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, dijo que su país está “seriamente preparado” y, al ser repreguntado sobre si esto implicaba una respuesta militar, agregó: "Si la parte estadounidense se empeña en seguir su propio camino, China tomará medidas enérgicas para responder y contrarrestar sus medidas”. 

"Estados Unidos debería ser considerado responsable de cualquier consecuencia grave", agregó.

Por su parte, ayer Taiwán inició una serie de ejercicios militares anuales, denominados "Han Kuang" (Gloria de Han), en los que las Fuerzas Armadas simulan una respuesta militar ante una posible invasión de las tropas chinas. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés