La crisis demográfica de China complica su plan de destronar a Estados Unidos

crisis-demografica-de-China-scaled
19-04-2021
Compartir

Según un estudio del Banco Popular de China (el banco central), eliminar la política de control de natalidad que actualmente posee el país permitiría no perder la ventaja económica respecto a EE.UU. para 2050.

China es el país más poblado del mundo, con más de 1.400 millones de habitantes. Para regular esa cuestión, en 1979, se introdujo la política de hijo único (one-child policy), aunque la misma ha sido contraproducente en algunos sentidos: la población es cada vez más anciana y la gente joven no alcanza para cubrir los puestos de trabajo que quedan vacantes. Un grupo cada vez menor de personas debe mantener a otro significativamente mayor. La llamada “tasa de dependencia” puede incrementar hasta 70% en 2050, es decir, el 30% restante deberá financiar a la clase pasiva. Así, enfrentará un conocido problema de la demografía económica: China será un país viejo antes de ser rico.

Debido a eso, desde 2016 se permite que las parejas tengan dos hijos. No hubo efecto y la cantidad de bebés que nacen sigue cayendo. "El costo de tener hijos son las mayores limitaciones para las parejas jóvenes", señaló Cai Fang, miembro del Comité de Política Monetaria.

Por eso, cuatro investigadores de la institución van más allá y recomiendan que el Partido Comunista de China (PCCh) no regule la capacidad de la población para tener hijos con el fin de evitar su negativo impacto económico. El PCCh ya empezó a mandar el mensaje y aparecen algunos afiches diciendo que tener hijos también es una cuestión de Estado. Subir la edad de jubilación es otro camino posible.

Además, el informe destaca que el progreso tecnológico no podrá compensar la disminución de la población. En esa línea, calculan que su población se reducirá en 2,2% (32 millones de personas) mientras que la de EE.UU. se incrementará 15% (50 millones de personas) entre 2019 y 2050. Desde 2025, la población total empezará a caer. A esto se suma que, para 2030, India se convertirá en el país más poblado de la Tierra.

Esto se puede ver reflejado en que, para 2050, la fuerza laboral china como proporción de la población total será 1,3 puntos menor que en Estados Unidos. En 2019, fue 5,4% más alta que la norteamericana.

"La liberalización de los nacimientos debería ocurrir ahora cuando hay algunos residentes que todavía quieren tener hijos pero no pueden y es inútil liberalizarla cuando nadie quiera tener hijos", explicaron los especialistas.

"Si China ha reducido la brecha con Estados Unidos en los últimos 40 años, confiando en una mano de obra barata y un enorme dividendo demográfico, ¿de qué dependerá en los próximos 30 años?", agregaron.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés