El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 13°C
Panorama

Signos de recesión en EE.UU. y Argentina sin reservas

El BCRA tuvo que vender otra gran cantidad de dólares para que los libres no salten. Los bonos siguen bajando, con el riesgo país en alza.

Un cúmulo de anuncios y noticias terminaron ayer con más de lo mismo en el mercado argentino.
Un cúmulo de anuncios y noticias terminaron ayer con más de lo mismo en el mercado argentino.
Luis Varela 06 abril de 2023

En un día repleto de novedades, Argentina amaneció ayer con otra mala noticia. Como directa herencia de la gestión de Cristina Kirchner, el país perdió ayer otro juicio (a pocos días del golpe en la mandíbula por la expropiación de YPF). Por manipular las estadísticas de crecimiento para no pagar intereses en bonos en euros ajustados por el PIB, un tribunal de Londres, que tendrá derivación en la justicia en Nueva York, nos imputa una década después una deuda judicial que supera los US$ 1.300 millones por no respetar los contratos. Una nueva complicación que nos agarra con los bolsillos completamente vacíos.

Luego de eso, a media tarde, el ministro Sergio Massa lanzó un paquete de decisiones cambiarias, con foco en una nueva edición de dólar soja ampliado, denominado ahora dólar agro. La decisión, como se había anticipado, es pagar por las liquidaciones que realice el campo, un valor de $300 por dólar, y la estimación que se planteó de entrada es que puede llegar a aparecer en los próximos dos meses una venta por unos US$ 8.000 millones, lo que significará la emisión directa de pesos desde el BCRA por una suma equivalente a $2,4 billones, que recibirán los productores y seguramente irán al dólar, como pasó en setiembre y en diciembre, y presionará más sobre la inflación.

Más anuncios de Massa

whatsapp image 2023-04-05 at 2.45.54 pm
 

Pero Massa fue más allá con otro anuncio, lo cual refleja la posición al límite que tiene el Gobierno. Economía suspenderá el Cuit a empresas exportadoras que no cumplieron con las liquidaciones prometidas. E inmediatamente analistas salieron a decir que esto evidencia con toda claridad que la situación del BCRA es desesperante y, en paralelo, desde las entidades rurales afirmaron que este es otro parche, que terminará como los anteriores, por lo que "se sigue sin resolver nada, en un nuevo estiramiento del plan aguantar".

La respuesta a este nuevo fallo en contra, a la desaceleración yankee y a las medidas cambiarias locales, determinó que los dólares libres saltaran en la apertura, por lo que el Gobierno se vio obligado a realizar otra gran intervención, en la que el Banco Central perdió ayer nada menos que US$ 110 millones, que lograron retrotraer la escapada de los dólares libres y que terminaran planchados. Pero los bonos se hundieron, y el riesgo país subió otras 81 unidades hasta 2.432 puntos básicos. Mientras que las acciones argentinas subieron apenas en Buenos Aires y terminaron mixtas en la Bolsa de Nueva York.

Además del mal anticipo de lo que se puede conocer sobre el empleo norteamericano este viernes, también se difundió que hubo una fuerte contracción del sector servicios, desde 55,1 a 51,2 puntos. La desaceleración estadounidense ya es más que evidente y frente a eso, muchos inversores deciden tomar posiciones seguras, y lo que más se eligió ayer fueron los bonos de la Fed, que subieron en cuanto a sus precios contado y que, en consecuencia, se provocó un mayor enfriamiento de las tasas largas de EE.UU., ya que se pago 4,4% anual a 1 año de plazo, 3,3% a 5 años, 3,3% a 10 años y 3,6% a 30 años.

Ahora, con expectativa de que en la reunión de mayo la tasa de la Fed no se mueva, a pesar de que Jerome Powell y compañía siguen afirmando que hay que ver el IPC antes, para ver si la tasa base sube en otros 25 puntos básicos, el dólar global ya no estuvo tan débil. En el exterior ayer el dólar saltó 0,9% en México, 0,5% contra el euro, 0,4% contra la libra y 0,3% en Chile, pero bajó 0,2% en Japón y cayó 0,6% en Brasil.

Los dólares en Argentina

Dólar
 

A nivel local, en una clara repetición de lo que se hace desde hace varios meses, los dólares arrancaron fuerte en la apertura pero con gran intervención, los dólares libres terminaron planchados. El dólar blue bajó $1 peso hasta $392, el dólar Qatar subió $1,48 hasta $437,54, el Senebi se desplomó $12,98 hasta $405,20, el MEP cayó $5,05 hasta $397,36 y el contado con liquidación bajó $1,13  hasta $408,76. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue bajó al 79% y la del CCL con el mayorista fue del 94%.

Y debe remarcarse que esta posición cambiaria se da con una clara aceleración inflacionaria. Ayer también se conoció que la inflación de la Ciudad de Buenos Aires fue del 7,1% en marzo y del 105,5% en los últimos doce meses. El viernes 14 saldrá el dato del Indec, y detrás de ese número seguramente el Banco Central tendrá que mover sus números, ya que la tasa de los plazos fijos es insuficiente: sigue el goteo de depósitos en pesos y los retiros leves de depósitos en dólares.

Por si todo esto fuera poco, ayer también hubo una frutilla que coronó la torta. Alberto Fernández y Sergio Massa se despacharon con un sorpresivo anuncio de que alterarán vía DNU la ley de alquileres que destruyó el mercado, en una decisión que no se comprende bien por ahora, porque el marco actual salió por ley, y para modificarlo debería hacerse con otra rediscusión en el Congreso, y con vía un DNU directo, que puede generar aún más desconcierto en inquilinos y propietarios.

Estas novedades llegaron además con una contradicción. Según el Indec se desaceleró la actividad industrial en febrero con una caída del 1,4% anual, mientras que la construcción se hundió nada menos que 6,3% anual. Pero la Asociación de Fabricantes de Autos (Adefa) entregó muy buenos números. La fabricación de autos saltó en marzo al mayor nivel desde 2013: 32% más que en febrero y 25,4% más que en marzo de 2022. Y la exportación de vehículos también trepó al mejor nivel desde 2013: 35,3% más que en febrero y 31,7% más que en marzo de 2022.

Luego de todo ese combo, los titulos actuaron con dirección diversa. Los bonos argentinos cayeron otro 2,5%, por lo que el riesgo país vuelve a empinarse. Mientras que las acciones lograron el empate. El temor a una recesión cercana provocó un cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: el Dow subió 0,2%, pero el S&P bajó 0,2% y el Nasdaq cayó 1,1%. Mientras que la Bolsa de San Pablo bajó 0,9% y la de México perdió 1,2%.

Y a nivel bursátil local, en la apertura todo parecía ir para abajo, pero al final, con $4.475 millones operados en acciones y $6.418 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,5%. Con los ADR argentinos en Nueva York mostrando subas del 1% al 5% para Telecom, Central Puerto y Pampa E; y bajas del 1% al 9% para Despegar, Mercado Libre, IRSA, Bioceres, Cresud, Adecoagro, Edenor y Loma Negra.

El rumbo de las commodities

bolsa-mundial
 

Finalmente, las commodities actuaron como si en el mundo no pasara absolutamente nada. El petróleo subió apenas. Hubo una mínima baja para metales preciosos. Los metales básicos actuaron mixtos. En Chicago los granos cedieron y en Rosario no se movieron y no hubo negocios con soja a la espera de que esté habilitado el dólar a $300. Y el Bitcoin subió 0,1% con panorama mixto para el resto de las criptomonedas.

Al terminar un día tan tumultuoso, conscientes de toda la deuda que se ha creado en estos tres años, más la deuda monumental que acaban de reconocerse por YPF y los cupones PBI, con el BCRA absolutamente vacío, la gran pregunta que invade a los analistas en este momento es una principal: ¿se podrán pagar los cupones de deuda en dólares que vencen el 9 de julio? Son unos US$ 1.100 millones, y se calcula que casi el 83% de esa cifra está en manos privadas.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés