El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

“Si hay una corrección del Merval pronto, no debería ser importante”

24-10-2016
Compartir

Entrevista a Gustavo, Neffa Research for Traders (RfT)

En momentos en los que el índice Merval se encuentra tocando máximos históricos, algunas alarmas se han encendido por temor a que repentinamente se produzca una fuerte corrección. Al mismo tiempo, frente a la estabilidad del tipo de cambio, los inversores se enfrentan al dilema de si es más conveniente comprar bonos denominados en moneda local o en dólares y si deben armar una estrategia defensiva, ante una eventual suba de las tasas de interés por parte de la Fed. Con el objeto de disipar estas dudas y ofrecer una visión clara sobre lo que se está por venir en el contexto financiero, tanto interno como externo, El Economista consultó a Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders (RfT), quien compartió sus apreciaciones y presentó sus recomendaciones de inversión.

Se especula mucho sobre una posible corrección del Merval en el futuro cercano. ¿Es un buen momento para entrar al mercado?

Si se da una corrección de corto plazo, no debería ser importante. Será un paso atrás para dar un salto mayor. Y puede ser selectiva enfocada, por ejemplo en acciones de energía que subieron demasiado en muy poco tiempo a partir de la base de un nuevo esquema tarifario únicamente. Los inversores querrán ver avances en materia de resultados y cash flow para convalidar nuevas subas. A pesar de un dólar quieto, tasas de interés altas y un accionar del BCRA más cauteloso para retomar las bajas, la inversión en acciones continuó recibiendo flujos de capital para establecer un nuevo récord del Merval en pesos. Los mercados son procíclicos y la tendencia acompaña. Se mueven en torno a tendencias y mirando a mediano plazo podremos observar subas en el Merval. No es tarde aún y me apoyó en los fuertes volúmenes operados que hace mucho que no veíamos. Ese dato es muy positivo. Esto se explica en parte por plata que viene del exterior, a pesar de existir el mercado de ADR.

¿Cuáles son los papeles del Merval que, según su criterio, cuentan con mayor potencial de suba en el corto y mediano plazos?

Se está dando un extraordinario momento para las acciones eléctricas y gasíferas por la confirmación de que un nuevo cuadro tarifario comenzará a regir y por los ajustes periódicos que se implementarán. Pero preferiría centrarme por fundamentos en la acciones bancarias, con Banco Macro y Banco Francés a la cabeza y especulando acerca de una posible venta de Banco Patagonia. Las representantes de los sectores de construcción y agro seguirán recibiendo la preferencia de los inversores: me gustan Consultatio, Cresud y San Miguel, además de Siderar, que le provee a estos dos sectores y al sector automotriz en donde deberíamos ver un pronto repunte. Petrolera Pampa ya habría demostrado en su cotización todo lo que se espera de ella y espero que de aquellas empresas enfocadas en el sector de petróleo sobresalga ahora Tenaris.

Con respecto a los bonos, ¿cuáles son las opciones recomendadas en el contexto actual y con qué perspectiva de vencimiento?

La estrategia de inversión clave consiste en seguir invirtiendo en bonos en pesos porque veo una apreciación del tipo de cambio real adicional en los próximos trimestres y porque la tasa de Lebac a 35 días no bajaría agresivamente de aquí a fin de año y seguirán por un tiempo largo siendo más elevadas que la tasa implícita de los contratos de futuros del dólar. Los Boncer ajustables por CER 2020 y 2021 son dos alternativas viables, además del PR15 ajustable por Badlar. Se encuentra muy activo el cronograma de emisiones provinciales y se reactivó mucho el de colocaciones corporativas: colocarán de aquí a fin de año bonos en los mercados internacionales Central Puerto, Petrolera Pampa, Compañía General de Combustibles y Aeropuertos 2000, ente otras. Para bonos en dólares, recomiendo los de este para ganarle a la tasa de un bono soberano.

Teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, ¿qué instrumento no puede faltar entre las posiciones internacionales de un inversor?

Eso dependerá mucho del grado de aversión al riesgo del inversor, pero es clave ir poniéndose más conservador en las próximas semanas. Si aumenta la probabilidad de que Donald Trump acceda a la Casa Blanca, el oro no puede faltar en las carteras. Me gustan mucho las acciones preferidas de bancos norteamericanos que presentaron muy buenos balances, así como todo el complejo de emergentes pero siendo más selectivos en empresas con buenos fundamentos.

De los índices en Wall Street, ¿dónde existe un mayor margen de oportunidad y cuáles serían las acciones más destacadas en función de ello?

Entre las petroleras me concentraría en ETFs en forma diversificada haciendo una apuesta a que el petróleo seguirá recuperando terreno. También las tecnológicas y los bancos. Por sectores, apostaría por las empresas cíclicas en lugar de las de valor, que es un cambio que espero respecto a lo que se estuvo dando en este último rally.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés