El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C

Pocos negocios y títulos flojos: la tasa en pesos manda

Las Bolsas de Asia y Europa tuvieron rojos generalizados. Pero luego hubo subas de 1,5% en Nueva York y de 0,5% en Buenos Aires. El cambio de aire en Estados Unidos se debió a que nadie espera que la Fed suba la tasa en septiembre. Y el dólar volvió a debilitarse afuera.

13-09-2016
Compartir

por Luis Varela

Después de un viernes muy complicado, la apertura del lunes parecía mostrar una profundización de caídas de precios en todas partes, con todas y cada una de las Bolsas de Asia y Europa cerrando en rojo, con pérdidas del orden del 2%. Pero cuando el huso horario puso en actividad a Nueva York las cotizaciones cambiaron abruptamente de dirección: las Bolsas de esta parte del mundo terminaron subiendo, generando un gran alivio entre los inversores.

Efectivamente, con los índices bursátiles de todas partes muy cerca de récords históricos, la solidez de los activos de riesgo parece atada con alambre, y una noticia en positivo o en negativo empuja la tendencia hacia un lado u otro, como si se estuviera por desatar una estampida que finalmente cambie este ciclo, que tuvo euforia de cotizaciones entre 2013 y 2015, y precios en general laterales desde hace casi seis meses.

La foto de ayer fue notable. Como si se tratara de un dominó que se va desplegando, todas las Bolsas asiáticas terminaron con bajas importantes, con la Hong Kong achicando valores 3,4%. En Europa los mercados también fueron para abajo, con pérdidas del orden del 1,5% en Londres, Frankfurt o Milán. Pero luego llegó Wall Street, que había dado música en rojo el viernes, y esta vez volvió a ganar espacio la idea de que la Reserva Federal no podrá subir las tasas de interés, y con eso el dólar bajó levemente contra todas las monedas del planeta y la Bolsa de Nueva York se dio vuelta en el aire y finalizó con subas del 1,3 al 1,8%.

La debilidad del dólar tuvo poco impacto en el petróleo, que terminó casi sin cambios en 46 dólares por barril, tampoco afectó a los metales preciosos (con el oro y la plata casi sin variantes), pero los metales básicos anotaron bajas del orden del 1,5% y en Chicago la soja retrocedió más de 1%, con la tonelada achicando hasta US$ 362, porque el Departamento de Agricultura de Estados Unidos elevó aún más sus proyecciones en torno a la cosecha de soja: se esperaba un récord y ahora ven cantidades todavía mas importantes. Eso alteró los negocios en la Bolsa de Rosario, donde hay cierto desaliento, porque los productores estaban contando con la nueva rebaja de retenciones prometida por Macri.

A nivel local, mientras el dólar volvía a apuntar hacia abajo en el mundo, el mercado cambiario sigue lateralizando, con las cuevas de fiesta, pagando apenas $ 14 a los inversores que quieren traer dólares desde el exterior para realizar las operaciones del blanqueo. El dólar oficial mientras tanto bajó tres centavos hasta $ 15,24 y el dólar blue trepó levemente hasta 15,41.

El Gobierno se pasó todo el día tratando de motorizar el Foro de Inversiones, con muchos empresarios, que se celebra en la Ciudad, indicando que los brotes verdes y las inversiones se siguen notando. Sin embargo, los negocios concretos, la cantidad de operaciones con bonos y acciones siguió en el desierto: se operó una muy baja cantidad de dinero tanto en títulos públicos como en títulos privados.

En lo que hace a los bonos, la tendencia local es una copia de lo que está pasando en el mundo. Los niveles de deuda acumulada son tan grandes en todas partes, que muchos inversores empiezan a preguntarse si todos esos papeles podrán ser pagados. Ayer, por ejemplo, se observó una baja consistente en los precios contado de Australia y Nueva Zelanda. Los bonos argentinos, mientras tanto, bajaron otro 0,3% promedio, con suba del 0,5 al 2,5% para los bonos PMO18, AM20, PMG18, BDEDD y AM17 y descenso del 0,5 al 4% para los bonos RNG23, BARX1, PARA, CO17, TVPP, PR13, DICAC, DIY0, CUAP, AN18, BD2C9, PUM21, AS17, BDED, SA24D, BPLD, ERD16 y TC21.

En el recinto bursátil el promedio terminó para arriba. La suba de Nueva York generó aumento en San Pablo y México (no así en Chile), pero el Merval pudo subir 0,5%, sin que aparezcan muchos interesados.

Las conversaciones de baranda versaron sobre el tema precios. Por el retraso en las tarifas llamó la atención una deflación del 0,8% en el índice de precios de la Ciudad, y Fiel calculó que septiembre dará 0,5% y que recién en octubre se verá un nueve empinamiento, con posible suba del 2,5% mensual. Las apuestas de los inversores sigue siendo la colocación de dinero a tasa de interés: el dólar está planchado, los bonos y las acciones con alto riesgo, y los pesos a tasa fija parecen ser la solución para las próximas semanas.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés