El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 14°C

Los plazos fijos UVA siguen creciendo

13 octubre de 2016

por Ariel Bazan

Aunque a menor ritmo que los nuevos créditos hipotecarios UVA, los plazos fijos UVA también vienen creciendo sin pausa desde su lanzamiento y su volumen ya se multiplicó por doce durante el año. Según datos del Banco Central, su montó pasó de apenas $ 14 millones en enero a $ 165 millones la semana pasada, además de registrar un fuerte incremento del 34% respecto a septiembre.

“Aunque su monto es aún una parte muy chica del total de depósitos del sector privado ($ 1.256 millones, según el BCRA), lo importante es que vienen teniendo una tendencia creciente”, aseguró el economista Martín Polo, de Analytica. El principal atractivo de esta inversión, que tuvo un atractivo rendimiento promedio del 2,78% en los últimos meses, es ofrecer una cobertura contra la inflación (ajustando el capital por CER) más una tasa adicional de alrededor del 5%.

A la par del alza de precios, esta inversión vino ganándole al dólar en los últimos meses, aunque ahora que la inflación está desacelerándose podría perder atractivo. Y otra contra, además, es que debe hacerse a un mínimo de seis meses, cuando la mayoría de los plazos fijos del sistema son a 30 días.

Desde el Banco Central aseguran que están trabajando para que haya “tasa de interés reales positivas sobre los depósitos” y fomentar así la masividad de los plazos fijos UVA, aunque lamentan que hasta ahora “sólo cuatro o cinco bancos” están ofreciendo estos instrumentos.

Por esta falta de liquidez de los plazos fijos UVA, muchos bancos están financiando por ahora los créditos hipotecarios UVA con fondos que provienen de otros destinos, a la espera de tener flujos suficientes para “calzar” los préstamos. Sin embargo, Polo aseguró que los plazos fijos UVA no serán tan indispensables para financiar los préstamos UVA porque “no pueden nunca calzarse al mismo plazo, que es de unos pocos meses en el primer caso y de 15 o 20 años en el segundo”.

Créditos en alza

Por su parte, los créditos UVA también vienen teniendo un fuerte crecimiento y mucho mayor incluso que los plazos fijos UVA: hasta finales de septiembre se otorgaron más de $ 450 millones, según datos del BCRA. Algunos de los bancos que hoy los ofrecen son el Hipotecario, Provincia, Ciudad, Francés, Itaú, Supervielle, Macro, Galicia y Santander.

Los $ 450 millones corresponden a préstamos efectivamente desembolsados, pero cada banco tiene un número mayor de créditos por conceder o aún en análisis. De hecho, José Tiburcio, gerente de producto del Supervielle, explicó a El Economista que su banco ya tiene “más de 1.500 consultas y una gran cantidad de solicitudes en proceso de aprobación”. La entidad está apostando tan fuerte a estos créditos, explicó, que hasta ofrece “una línea para que los clientes puedan comprarse una segunda casa”.

El sector financiero espera que, una vez que la inflación se consolide hacia 1,5% mensual, como prevé el Central para fin de año, los créditos hipotecarios UVA despeguen y capten toda la demanda reprimida que desde hace años tiene este tipo de préstamos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés