El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 22°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 22°C

Los mercados aprueban el recambio, pero les preocupa el déficit

27-12-2016
Compartir

Aunque con sorpresa por lo repentino del recambio, los mercados no tomaron mal el recambio que hubo en el área económica del Gobierno, con el reemplazo del hasta ahora ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, por Luis Caputo y Nicolás Dujovne. Sin embargo, aún les preocupan algunas cuestiones sobre la movida oficial.

En general, los analistas vieron con buenos ojos que asuman dos funcionarios con “un perfil más técnico y menos político” en el área económica, aunque algunos consideraron que “no es una buena señal” que haya habido un recambio en esta área “a un año de gobierno”.

A otros operadores les preocupó “que se siga dividiendo el poder en el área económica y financiera” con el desdoblamiento del Ministerio de Hacienda y Finanzas. Según dicen, “no se termina de entender a dónde apunta la medida” y, en algunos casos, consideran “exagerado” aumentar “el desguace” de Hacienda y Finanzas.

Más allá de estas cuestiones, los operadores aprobaron en general a los nuevos funcionarios, pero quieren saber qué harán con un viejo reclamo del mercado: cómo se atacará el déficit fiscal.

Déficit fiscal, cuestión clave

Efectivamente, la cuestión del rojo fiscal es un reclamo del mercado que aparece una vez más con este recambio de Gabinete. “Hacienda debería presentar de nuevo el plan fiscal, con metas muy específicas. El Gobierno tenía un programa a principios de año, en el cual contemplaba una meta de reducción para los próximos cuatro años, pero luego lo cambiaron, por ejemplo cuando anunciaron la Reparación Histórica a los jubilados”, aseguró un operador a El Economista.

Para el analista, resolver el rojo fiscal es clave porque “todo lo que tenga que ver con el plan fiscal no solamente repercute en el plano financiero (es decir, las necesidades de deuda a tomar en los años próximos), sino que también ata el programa monetario a las necesidades del fisco”.

Precisamente, en la cuestión del déficit fiscal muchos analistas creen ver el verdadero motivo del cambio de nombres en el Gobierno: sostienen que el nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, tiene un perfil “fiscalista” ideal para “acelerar el gradualismo fiscal”. Su desafío será, aseguran, acelerar la reducción del rojo fiscal en medio de un año electoral que impedirá hacer demasiados recortes.

Si bien los operadores le reconocen a Prat-Gay su buen desempeño para arreglar el tema de los holdouts y levantar el cepo cambiario, muchos dicen que luego de esos logros “nunca pudo mostrar un programa consistente para reducir el déficit fiscal”. Y esta cuestión, sostienen, se volvió central ahora para el Gobierno porque sin un ajuste de las cuentas públicas Argentina perderá credibilidad para los inversores y sufrirá dos consecuencias: seguirá subiendo su costo de financiamiento y la prometida “lluvia de dólares” de las inversiones continuará demorándose.

De hecho, muchos ven un paralelismo entre la salida de Prat-Gay con la de Isela Costantini de Aerolíneas: en otras palabras, aseguran que el Gobierno comenzó un plan de ajuste que dejará afuera a quienes no se sumen a él. Se trata, a su manera, de un revival del debate de la campaña presidencial entre “shock o gradualismo”.

Es en este escenario, donde no hay margen para bajar el déficit creando nuevos impuestos (dada la enorme presión impositiva) y donde los “brotes verdes” que reactiven la economía siguen demorándose, un perfil “comprometido con poner en caja el gasto” como el de Dujovne encaja perfectamente para el Gobierno.

Y para el mercado, que hace rato viene pidiendo que se acelere la reducción del déficit fiscal, no es una mala noticia su designación. “Que se sumen dos perfiles técnicos antes que políticos debería ir en línea con avanzar con una mayor racionalización del gasto. Y eso para el mercado, sobre todo de deuda pública, es una buena noticia”, aseguró Fernando Baer, analista de Quantum Finanzas. Sólo algunos pocos analistas critican que Dujovne “no tiene la experiencia” para encarar esta tarea.

Mercado en calma

Así, con dos perfiles que le aportarían más “tecnicismo” a la economía y con uno de ellos que proviene del propio sector financiero, los analistas no creen que vaya a haber turbulencias en los mercados. Si bien ayer fue imposible medir el impacto de la noticia porque no operaron ni EE.UU. y Europa ?lo que impidió establecer un punto de comparación con el exterior?, los operadores no vieron movimientos anormales.

Según Sabrina Corujo, analista de Portfolio Personal, si bien el recambio “pudo haber generado algo de ruido por la manera en que se anunció”, el mercado se mantuvo bastante ajeno a esto “porque viene moviéndose por otros drivers, como la suba de tasas en EE.UU. por el efecto Trump y la reactivación económica a nivel local”.

“En las acciones, por ejemplo, ya veníamos viendo que el año iba a cerrar con alguna corrección desde la semana pasada. Por eso, si bien lo del recambio pudo haber generado algún ruido, no fue lo que definió ayer la tendencia”, aseguró Corujo. Y así se estima que seguirá el mercado en estos días: a la expectativa de los primeros pasos que dará la nueva conducción económica.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés